Mundo

18.000 evacuados por temor a un segunda explosión en un oleoducto chino

Actualizado el 23 de noviembre de 2013 a las 08:19 am

Dos distritos de la ciudad continúan sin electricidad debido a la explosión, y las autoridades locales aseguran que están suministrando alimentos, agua y cobijo a los evacuados.

Mundo

18.000 evacuados por temor a un segunda explosión en un oleoducto chino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los equipos de rescate remueven un cuerpo de una víctima después de la explosión en China.
ampliar
Los equipos de rescate remueven un cuerpo de una víctima después de la explosión en China. (AFP)
Alrededor de 18.000 personas han tenido que ser evacuadas por temor a que se produzca una segunda explosión en un oleoducto de la ciudad costera oriental de Qingdao, después de que una primera haya provocado ya 46 muertos y 136 heridos, al menos la mitad de gravedad.

Dos distritos de la ciudad continúan sin electricidad debido a la explosión, y las autoridades locales aseguran que están suministrando alimentos, agua y cobijo a los evacuados.

El siniestro se produjo ayer en el distrito de Huangdao, cuando unos trabajadores reparaban una fuga en el oleoducto, construido hace 27 años, que se había iniciado de madrugada.

El gobierno local ha descartado que se trate de un ataque orquestado, mientras la Administración Estatal para la Seguridad ha enviado un equipo de trabajo al lugar de la catástrofe para ayudar a los grupos de rescate.

El presidente chino, Xi Jinping, pidió el “máximo esfuerzo” en la búsqueda de supervivientes, y también urgió a las autoridades locales a que  “no cejen en sus esfuerzos de rescatar a los heridos, encontrar las causas del accidente y reforzar la seguridad”.

El primer ministro chino, Li Keqiang, emitió un comunicado similar, divulgado por la agencia oficial Xinhua.

Algunos hospitales próximos, como el del distrito de Huangdao, están saturados por la llegada de heridos a los centros.

La explosión del oleoducto, propiedad de la mayor petrolera china  (Sinopec) , destrozó una carretera contigua, esparció restos de cemento y otros materiales a varios metros a la redonda y rompió cristales de numerosos automóviles cercanos.

El presidente de Sinopec, Fu Chengyu, emitió hoy un comunicado en el que asegura su  “ profundo pesar por las enormes pérdidas humanas ” , y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas.

Fu, que presentó disculpas por lo ocurrido como presidente de la empresa, aseguró que Sinopec “liderará un equipo de trabajo y cooperará con la investigación del Consejo de Estado para descubrir las causas del accidente”.

Uno de los puentes marítimos de la zona ha sido cerrado a consecuencia del siniestro, y el tráfico ha sido desviado para facilitar el paso de los vehículos de emergencia.

  • Comparta este artículo
Mundo

18.000 evacuados por temor a un segunda explosión en un oleoducto chino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota