Mundo

Algunos Inmigrantes usan las alcantarillas

Miles viven hacinados en los sótanos de Pekín

Actualizado el 23 de enero de 2014 a las 12:00 am

Mundo

Miles viven hacinados en los sótanos de Pekín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pekín. AFP, Los trabajadores procedentes del campo se han convertido en masas invisibles que viven en condiciones míseras en los sótanos de grandes ciudades chinas como Pekín, donde el precio de un piso resulta prohibitivo.

El éxodo de centenares de millones de personas del campo a las ciudades de China desde el inicio de las reformas económicas, hace poco más de tres décadas, constituye la mayor migración humana de la historia.

El sótano de este edificio en  Pekín es la vivienda de este hombre. | AFP
ampliar
El sótano de este edificio en Pekín es la vivienda de este hombre. | AFP

La ciudad de Pekín tiene más de 20 millones de habitantes, de los cuales 6 o 7 millones son explotados y considerados como ciudadanos de segunda clase.

Dado que carecen de permiso de residencia oficial, no reciben subsidios sociales ni tampoco tienen derecho a la escolarización gratuita para sus hijos.

Al menos 281.000 personas viven en sótanos, según las autoridades municipales. En el argot popular se les conoce como los “ratones”.

La prensa oficial estima que podría haber un millón viviendo hacinados en lugares rudimentarios, subterráneos sórdidos o antiguos refugios de la defensa civil.

Crisis de vivienda. Después llegar al poder en 1949, las autoridades comunistas de China ordenaron construir una red de refugios subterráneos en Pekín.

El Partido Comunista anunció en noviembre pasado medidas para permitir que cada vez más trabajadores puedan instalarse legalmente en las ciudades.

Pero la subida del precio de los alquileres hace imposible que los trabajadores pobres puedan comprarse una vivienda y menos en Pekín, la ciudad más cara de China continental.

El precio promedio de una vivienda en la capital es 13,3 veces los ingresos anuales medios oficiales. El Banco Mundial (BM) considera que la diferencia no debería superar una proporción de 1 a 5.

La fiebre inmobiliaria es fuente de descontento popular, pero las condiciones de vida en Pekín todavía pueden ser peores.

La prensa local reveló el mes pasado que algunos inmigrantes viven en las alcantarillas. Luego de la publicación del informe, las autoridades ordenaron que fueran enviados de vuelta a sus regiones de origen para evitar empañar la imagen de Pekín como ciudad moderna y próspera.

  • Comparta este artículo
Mundo

Miles viven hacinados en los sótanos de Pekín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota