Mundo

Impone ley marcial y censura medios de comunicación

Ejército de Tailandia reclama solución a añeja crisis política

Actualizado el 21 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Jefe castrense llama a opositores y progubernamentales a negociar un arreglo

Analista afirma que militares pretenden crear ambiente para dar golpe de Estado

Mundo

Ejército de Tailandia reclama solución a añeja crisis política

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bangkok. AFP y EFE. Como una acción para “restaurar la paz y el orden público”, tras varios meses de crisis política y de manifestaciones contra el Gobierno: así justificó ayer el Ejército tailandés la imposición de la ley marcial , al tiempo que negó cualquier intención de dar un golpe de Estado.

Después de la medida, los militares desplegaron tropas en Bangkok y censuraron los medios de comunicación.

El primer ministro interino, Niwattumrong Boonsongpaisan, llamó al Ejército a actuar “con respeto a la Constitución”. Su gobierno no había sido informado por los militares que ellos iban a declarar la ley marcial.

El funcionario propuso el martes celebrar elecciones legislativas el 3 de agosto.

Por su parte, a oposición exige en la calle la salida de su gobierno, si es necesario por la fuerza.

Niwattumrong aseguró que la ley está de su parte, en espera del nombramiento de un jefe de Gobierno después de los comicios que su administración interina desea organizar este verano (boreal), después de que las anteriores fueron invalidadas en febrero por la Justicia .

Las Fuerzas Armadas también desplegaron ayer soldados en las calles del centro de la capital y decretaron la censura de los medios de comunicación en nombre de la “seguridad nacional”.

Diez canales de televisión, vinculados a los sectores pro y antigubernamentales, fueron clausurados y dejaron de emitir inmediatamente.

Arreglen el problema. Pero el jefe del Ejército, Prayuth Chan-Ocha, dejó al gobierno interino civil en sus funciones y luego invitó a los enemistados grupos políticos del país a iniciar conversaciones.

“Vamos a tratar de que los manifestantes de ambos lados se sienten a negociar” , declaró el militar a los periodistas.

Al ser interrogado sobre el estatuto del gobierno interino actual, el general Prayut Chan-O-Cha preguntó irónicamente: “¿Dónde está el gobierno?”, precisamente cuando salía de una reunión con representantes del Ejército y del Gobierno.

Reunión para solucionar el conflicto en Tailandia (AFP. Pablo Fernando / Celine Jankowiak / Kate Gillam)

El bando progubernamental es afín al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en el golpe de Estado del 2006, y los antigubernamentales están liderados en la calle por Suthep Thaugsuban, viceprimer ministro entre el 2008 y el 2011.

“Nosotros permanecemos en nuestro lugar. Nuestras posiciones no han cambiado”, advirtió Jatuporn Prompan, el líder de los Camisas Rojas (pro-Thaksin), mientras señalaba que su movimiento no aceptaría un golpe.

PUBLICIDAD

La oposición asegura que está en su última línea recta contra el gobierno interino, luego de la reciente destitución de la primera ministra Yingluck Shinawatra. Los opositores la acusan de ser la marioneta de su hermano, el ex primer ministro Thaksin.

Tensión latente. Mientras, reina la preocupación en una capital que no ha olvidado unos 90 muertos en el 2010, cuando el Ejército arremetió contra los Camisas Rojas que ocupaban Bangkok.

Los manifestantes prometieron ayer que seguirían luchando para derrocar al gobierno.

“Vamos a seguir luchando, todavía no hemos ganado”, puntualizó Suthep Thaugsuban en un discurso ante sus seguidores.

“Asistimos a un preludio de golpe de Estado”, analizó Pavin Chachavalpongpun, de la Universidad de Kioto, quien afirmó que se trata de un “complot destinado a crear una situación ingobernable para legitimizar este avance del Ejército”.

Los Camisas Rojas advirtieron contra el riesgo de una guerra civil si la oposición se obstina en provocar la caída de lo que queda del gabinete.

A pesar de los hechos de los últimos meses, el Ejército se había negado hasta ahora a dejarse arrastrar por la escalada de la violencia, incluso cuando los manifestantes creaban el caos ocupando ministerios y edificios.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ejército de Tailandia reclama solución a añeja crisis política

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota