Mundo

Régimen condenó a influyente tío del líder Kim Jong-un

Ejecución de ‘traidor’ en Corea del Norte desata temores de inestabilidad

Actualizado el 14 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Condena podría reflejar agitación en los más altos niveles del poder

Jang fue ejecutado por supuestas intenciones de alcanzar el poder

Mundo

Ejecución de ‘traidor’ en Corea del Norte desata temores de inestabilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Corea: tío de Kim Jogn-Un ejecutado (AFP)
Un hombre mira la televisión en Pionyang que muestra imágenes de la captura de  Jang Song-thaek, tío del líder  Kim Jong-un. |  AP.
ampliar
Un hombre mira la televisión en Pionyang que muestra imágenes de la captura de Jang Song-thaek, tío del líder Kim Jong-un. | AP.

Pionyang. AFP, AP y EFE. La ejecución de Jang Song-thaek , tío del líder Kim Jong-un, fue el final rápido y violento de un hombre considerado por mucho tiempo el segundo más poderoso de Corea del Norte. Sin embargo, aunque Jang está muerto, las secuelas de su purga no han concluido.

En un cambio sorprendente de la popular imagen de Jang como mentor y figura paterna que guiaba al joven Kim Jong-un durante su consolidación del poder, la prensa estatal norcoreana anunció ayer que él había sido ejecutado y lo describió como un traidor moralmente corrupto, que vio en la muerte del padre de Kim, Kim Jong-il, en diciembre del 2011, una oportunidad para ganar poder.

Expertos que estudian el hermético país estaban divididos sobre si la ejecución refleja agitación en los más altos niveles del poder o simplemente indica que Kim Jong- un está consolidando su poder con una demostración de fuerza.

En todo caso, la purga añade incertidumbre a un mundo preocupado por la imprevisibilidad de Kim en medio de los intentos de su país de obtener armas nucleares.

“Si (Kim) tiene que tomar una medida tan drástica como la de purgar y ejecutar a Jang, eso indica que la situación no es del todo normal”, dijo Víctor Cha, ex asesor de la Casa Blanca para Asia.

En un periódico público, en una estación de tren de Pionyang, un grupo de personas leía ayer, con asombro,  la noticia sobre la ejecución.  | AFP.
ampliar
En un periódico público, en una estación de tren de Pionyang, un grupo de personas leía ayer, con asombro, la noticia sobre la ejecución. | AFP.

Muestra de poder. Corea del Norte acusó a Jang, de 67 años, de corrupción, apostar a juegos de azar, ser mujeriego y consumir drogas. Dijo que había sido destituido de todos sus cargos. Las acusaciones incluyeron afirmaciones de que Jang había tratado “de derrocar el Estado con toda suerte de intrigas y métodos despreciables con la loca ambición de tomar el poder supremo de nuestro partido y nuestro Estado”.

Según declaraciones recogidas por la agencia oficial norcoreana KCNA, Jang reconoció durante su juicio “haber intentado atizar las quejas del pueblo y del Ejército contra los fracasos del actual régimen en la gestión de la situación económica y de los medios de subsistencia de la población”.

Con estas palabras se reconoce –aunque sea de manera indirecta– la crisis económica del país.

PUBLICIDAD

Los expertos también subrayan la “ferocidad” del joven Kim Jong-un, de unos 30 años, quien sometió a su tío a un arresto y humillación pública –a través la difusión de fotos – y a un juicio expedito que concluyó en tan solo unos días.

“Es poco común que la ejecución de un alto dirigente sea llevada a cabo de manera tan pública”, explicó Yang Moo-jin, de la Universidad de Seúl. “El objetivo es inculcar un terror máximo entre la población para garantizar la lealtad hacia Kim Jong-un y consolidar el poder entre sus manos”, agregó este experto de Corea del Norte.

Los agravios enunciados contra Jang durante su juicio –aplausos insuficientemente vigorosos durante los discursos de su sobrino, por ejemplo– son una muestra de un reforzamiento del culto a la personalidad, añadió Yang Moo-jin.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ejecución de ‘traidor’ en Corea del Norte desata temores de inestabilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota