Mundo

abren cajas negras de nave que cayó en malí

Comienza análisis de cajas negras de avión que se estrelló en Mali

Actualizado el 29 de julio de 2014 a las 12:00 am

Mundo

Comienza análisis de cajas negras de avión que se estrelló en Mali

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París. EFE. Las cajas negras del avión de la compañía española Swiftair que se estrelló el jueves y cobró la vida de 118 personas en Malí, llegaron ayer a París, donde seis ingenieros del organismo francés de investigación de accidentes aeronáuticos–BEA– ya extrajeron los datos de una de ellas.

La Oficina de Investigación y Análisis (BEA) explicó que sus seis expertos, que trabajan a tiempo completo desde que recibieron ayer en la mañana esas grabadoras, lograron recuperar las informaciones de la primera sobre los parámetros en vuelo, como la altitud y la seguridad, y que ahora empieza el trabajo de descodificación.

En la segunda, sin embargo, todavía está por ver si se podrán recuperar las grabaciones en la cabina, ya que está “dañada por las condiciones del impacto” del avión cuando se estrelló en la región maliense de Gossi mientras cubría para Air Algérie la ruta Uagadugú-Argel.

El ministro de Transporte maliense, Mamadou Hachim Koumare (izq.), y su homólogo argelino,  Amar Ghoul, muestran las cajas negras.  |  AFP
ampliar
El ministro de Transporte maliense, Mamadou Hachim Koumare (izq.), y su homólogo argelino, Amar Ghoul, muestran las cajas negras. | AFP

A falta de esas conversaciones en la cabina, los investigadores cuentan con las comunicaciones por radio de los pilotos con la torre de control de Uagadugú, Burkina Faso, a la que dieron cuenta de las dificultades meteorológicas con las que se habían encontrado, como dio a conocer en conferencia de prensa el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius.

Aunque insistió en que es prematuro fijar las causas del siniestro, Fabius dijo que lo que se sabe “de forma cierta es que ese noche la meteorología era mala, que la tripulación había pedido desviarse y luego da marcha atrás antes de que se perdiera el contacto”.

Más tarde, su adjunta y responsable de los Franceses en el Extranjero, Fleur Péllerin, puntualizó en una entrevista a la emisora France Info que “en el último contacto con la torre de control de Uagadugú, los pilotos manifestaron su voluntad de desviarse de su itinerario teórico”.

El jefe de la diplomacia francesa explicó que los restos de los 118 ocupantes del MD-83 de Swiftair “están pulverizados” y que los fragmentos del avión, “de pequeño tamaño”, se encuentran esparcidos en un espacio reducido de 300 por 300 metros.

Esos elementos dan a entender que la aeronave no explotó en vuelo, sino que se estrelló a gran velocidad contra el suelo.

En el lugar en el que se estrelló, un área de sabana de muy difícil acceso por tierra, desde el sábado por la tarde hay 22 expertos franceses –entre gendarmes de la división de transportes aéreos y de la de identificación de víctimas, además de los del BEA– a los que se han sumado una quincena de argelinos, diez españoles y tres malienses.

Para protegerlos y “preservar la integridad de la zona del accidente”, la cifra de militares aumentó ayer hasta 330, de los cuales 200 eran franceses (los 30 últimos llegaban esta tarde con un convoy de aprovisionamiento) y el resto malienses y de la misión de la ONU.

El secretario de Estado francés de Transportes, Frédéric Cuvillier, hizo hincapié en que la extracción y la interpretación de los contenidos de las cajas negras “es una tarea esencial y delicada” que “tardará tiempo, tal vez varias semanas”.

Fabius se esforzó en destacar que “la investigación avanza” bajo la dirección de Mali –que ante su falta de medios ha pedido a los franceses que se encarguen ellos– “y en estrecha cooperación con Argelia”, que ha mostrado ciertas suspicacias por el protagonismo que se ha atribuido su antigua potencia colonial.

El protagonismo queda ilustrado en la reunión de crisis que organizó en la mañana el presidente francés, François Hollande, con los miembros de su gobierno implicados, la tercera desde que se produjo el siniestro, el jueves por la mañana.

También en el nombramiento de dos coordinadores -un diplomático y un responsable de la Dirección General de la Aviación Civil- que harán de interlocutores de las familias de las víctimas con las administraciones, las aseguradoras o las compañías aéreas.

Fabius confirmó que los procedimientos para la identificación definitiva de los ocupantes del avión se harán en París –adonde se trasladarán los restos–, pero eso se hará "en cooperación" con los otros 14 países que tenían nacionales a bordo" del avión.

  • Comparta este artículo
Mundo

Comienza análisis de cajas negras de avión que se estrelló en Mali

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota