Mundo

La vida privada de Nelson Mandela, una serie de tragedias familiares

Actualizado el 06 de diciembre de 2013 a las 10:28 am

Su lucha contra la segregación racial le deparó una relación familiar compleja

Mundo

La vida privada de Nelson Mandela, una serie de tragedias familiares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Nelson Mandela celebró su cumpleaños 94 en el 2012 con su familia, en Qunu. (AFP.)

Johanesburgo.

Nelson Mandela, icono mundial de la libertad y la reconciliación, quien estuvo durante 27 años en la cárcel durante el 'Apartheid', también debió enfrentar una serie de tragedias familiares.

La última fue la muerte de su bisnieta Zenani Mandela, que falleció en un accidente de coche en Johannesburgo el 11 de junio de 2010, horas antes de que se inaugurara el Mundial de fútbol en Sudáfrica en el estadio Soccer City. La joven acababa de cumplir 13 años.

Antes de convertirse en el héroe de la lucha contra el régimen de segregación racial, Mandela, conocido en su país como Madiba, perdió a su hija Makaziwe, una bebé de salud frágil, que murió en 1947 a la edad de nueve meses.

Este deceso perjudicó su matrimonio con Evelyn Ntoko Mase, que concluyó con un divorcio en 1958.

Ese mismo año se casó con la extravagante Winnie Madikizela-Mandela. Pero la pareja vivió buena parte del tiempo separada por las crecientes actividades políticas de Nelson Mandela que lo llevaron a la clandestinidad. En 1964 fue condenado a cadena perpetua. Tenía tan sólo 44 años.

"Tengo la impresión de que todas las partes de mi cuerpo, carne, huesos, sangre y alma son sólo bilis, tan grande es mi impotencia para ayudarte en los momentos terribles que vives y que me amargan", escribió a su mujer el 1 de agosto de 1970 desde la cárcel de Robben Island, donde pasó 18 de sus 27 años en prisión.

Fue allí también donde le anunciaron en 1969 la muerte de su hijo mayor, Madiba Thembikile, también en un accidente automovilístico.

El régimen, que le había impedido un año antes enterrar a su madre, le prohibió asistir a los funerales de su hijo. Algo que Mandela nunca se pudo perdonar.

"Habré hecho bien en priorizar el bienestar general en detrimento de mi propia familia?, se interrogó en su autobiografía Un largo camino hacia la libertad.

"En Sudáfrica, es duro para un hombre ignorar las necesidades de su pueblo (...) Pero esto no hace decrecer mi tristeza".

Sus años en prisión fueron un golpe fatal a su relación con Winnie, quien en ausencia de su marido se convirtió en la pasionaria de la lucha contra el apartheid.

PUBLICIDAD

Mientras Nelson Mandela desarrollaba en la cárcel su estrategia de cooperación pacífica, Winnie Mandela sufría persecución, arresto domiciliario y encarcelamientos esporádicos

Más tarde fue condenada por el secuestro de un adolescente, quien era sospechoso de ser un agente del régimen y fue asesinado por sus guardias de seguridad.

El 11 de febrero de 1990, día en que fue liberado Mandela, la pareja apareció de la mano en las puertas de la prisión. Dos años más tarde se separaron. El divorcio finalmente se dictaminó en 1996.

Más tarde, Winnie Mandela enfrentó nuevas controversias y fue juzgada nuevamente por fraude y estafa. Fue condenada por el delito de fraude, pero no fue a la cárcel.

En 1994 Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica.

Durante su mandato, Mandela se reencontró con la viuda del ex presidente de Mozambique Samora Machel, Graca Machel, con quien se casó en 1998, el día de su 80 cumpleaños.

En 2005, volvió a sufrir un duro golpe con la muerte de otro de sus hijos Makgatho Lewanika Mandela, de una enfermedad vinculada al sida.

El premio Nobel de la paz admitió públicamente la causa del deceso, en un país donde 5,6 de sus 48 millones de habitantes son seropositivos.

  • Comparta este artículo
Mundo

La vida privada de Nelson Mandela, una serie de tragedias familiares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota