Mundo

Occidente omite referirse al hecho como un golpe

Actualizado el 05 de julio de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Occidente omite referirse al hecho como un golpe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París. AFP. La comunidad internacional parecía dispuesta ayer a trabajar con las nuevas autoridades de Egipto y, a pesar de que muchos países pidieron un rápido regreso al orden constitucional, ninguna potencial occidental calificó el derrocamiento de Mohamed Mursi como golpe de Estado.

Una de las más fuertes reacciones fue la de Alemania, cuyo ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, consideró la intervención de los militares como “un fracaso mayor para la democracia en Egipto.

“Es urgente que Egipto vuelva cuanto antes al orden constitucional”, afirmó.

Desde Túnez, donde realiza una visita oficial, el presidente francés, François Hollande, llamó a “hacer todo lo posible” para reanudar el proceso de democratización en Egipto, tras el golpe de Estado militar.

“Tenemos que hacer todo lo posible para que (este proceso) se pueda reanudar en base al pluralismo y la unión”, declaró.

La ministra italiana de Relaciones Exteriores, Emma Bonino, estimó que “nunca hay razones para alegrarse” al ver al Ejército en las calles, como en Egipto.

Unas horas después de que los militares destituyeron al primer presidente egipcio elegido democráticamente, el mandatario estadounidense Barack Obama se declaró “profundamente preocupado” por la evolución de la situación en el país árabe más poblado, al que Estados Unidos aporta $1.300 millones cada año.

Gran Bretaña, en cambio, anunció que cooperaría con las nuevas autoridades.

“No apoyamos las intervenciones militares en un sistema democrático”, dijo el jefe de la diplomacia británica, William Hague, "pero trabajaremos con las autoridades en Egipto".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió restablecer rápidamente un gobierno civil.

“Hace falta restablecer cuanto antes un gobierno civil que refleje las aspiraciones del pueblo”, dijo.

En tanto, China declaró que respetaba “la elección del pueblo egipcio” y llamó también al diálogo y la reconciliación.

Rusia, por su lado, demandó a todas las fuerzas política de Egipto “contención” y que se permanezcan en el marco “democrático”.

“Consideramos importante que todas las fuerzas políticas de Egipto den muestras de moderación [...] y confirmen en actos la voluntad de resolver los problemas políticos y socioeconómicos en el marco democrático”, declaró la cancillería rusa en un comunicado.

PUBLICIDAD

La Unión Europea también llamó a todas las partes a “regresar rápidamente al proceso democrático”, en especial con nuevos comicios presidenciales, como prometieron los militares al suspender la Constitución.

El bloque europeo evitó referirse a un golpe de Estado y pidió que los derechos del expresidente Mursi sean respetados.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmusen, exhortó a todas las partes a trabajar juntas para “restablecer un gobierno civil” lo antes posible.

  • Comparta este artículo
Mundo

Occidente omite referirse al hecho como un golpe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota