Mundo

Sequía y guerras dejan a la población a merced del hambre y enfermedad

Hambruna se cierne sobre millones de personas en África

Actualizado el 05 de marzo de 2017 a las 06:06 pm

Solo en Sudán del Sur, la falta de alimentos amenaza a 100.000 personas

FAO calcula que 28 países africanos requieren ayuda alimentaria extrema

Mundo

Hambruna se cierne sobre millones de personas en África

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Mujeres somalíes que huyeron de la sequía en el sur de su país se sientan con sus hijos en un campamento en la capital Mogadiscio, Somalia, a mediados de febrero. (AP)

Mogadiscio

Unas 110 personas murieron en el sur de Somalia entre el jueves y el viernes a consecuencia de la sequía, anunció el primer ministro somalí Hasan Ali Khaire.

"Cerca de 110 personas murieron en las últimas 48 horas a causa de la sequía y de las diarreas severas provocadas por el agua en las regiones del sur de Somalia", indicó en un comunicado del sábado.

Las autoridades locales del pueblo de Awdiinle, en la región sur de Bay, comunicaron que al menos 69 personas, en su mayoría niños y ancianos, fallecieron víctimas de las diarreas provocadas por el agua.

"No hay medicamentos y la enfermedad se ha convertido en epidemia (...) Es por culpa de la sequía que provocó una penuria de agua. Necesitamos la ayuda de las agencias humanitarias", declaró por teléfono a la AFP un responsable local de ese pueblo.

LEA: Sudán del Sur sufre hambruna 'causada por el hombre'

Somalia decretó en febrero el estado de "catástrofe nacional" por la sequía que golpea el país y amenaza a tres millones de personas, según las ONG.

El país es, junto a Yemen y Nigeria, uno de los tres Estados africanos al borde de la hambruna, que ya se declaró en Sudán del Sur donde afecta a 100.000 personas.

La amenaza de hambrunas en Nigeria, Somalia, Yemen y Sudán del Sur preocupa a la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que calcula que 37 países, 28 de ellos en África, requieren de ayuda alimentaria.

"Esta es una situación sin precedentes. Nunca antes nos habíamos enfrentado a cuatro amenazas de hambruna   en varios países simultáneamente", aseguró el director general adjunto de la FAO, Kostas Stamoulis.

Ali Hassan, de nueve meses, es atendido por su madre, que huyó de la sequía en el sur de Somalia, y está recibiendo ayuda en un campamento en Mogadiscio. (AP)

"Hay que actuar rápido y proporcionar no solo ayuda alimentaria sino también apoyo a los medios de vida para asegurar que estas situaciones no se repitan", pidió.

En un comunicado divulgado el jueves, la FAO, cuya sede central se encuentra en Roma, advirtió sobre las graves dificultades para acceder a los alimentos en las zonas que sufren conflictos civiles y donde se registran además sequías, como ocurre en África oriental.

Según el informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria, "alrededor de 37 países requieren ayuda alimentaria externa, 28 de ellos en África, como consecuencia de los efectos persistentes de las sequías provocadas por El Niño el año pasado sobre las cosechas".

LEA: Papa pide ayuda urgente y concreta para Sudán del Sur por hambruna

En Sudán del Sur se declaró formalmente una situación de  hambruna, "mientras que en el norte de Nigeria, Somalia y Yemen, la seguridad alimentaria es también motivo de gran preocupación", denuncia la entidad de Naciones Unidas.

En Sudán del Sur alrededor de 4,9 millones de personas sobre una población de 11 millones, han sido clasificadas como en situación de crisis, emergencia o  hambruna .

En el norte de Nigeria, 8,1 millones de personas se enfrentan a condiciones de inseguridad alimentaria aguda y en Yemen, donde se estima que 17 millones de personas –dos tercios de la población– padecen inseguridad alimentaria, casi la mitad de ellos necesitan ayuda de emergencia.

Mujeres desplazadas que huyeron de la sequía en el sur de Somalia hacen fila para recibir agua y alimentos en un campamento en Mogadishu, Somalia. (AP)

En Somalia, el conflicto, la inseguridad civil y la sequía se han unido para hacer que haya más del doble de personas –ahora unos 2,9 millones– padeciendo grave inseguridad alimentaria respecto a hace seis meses.

La guerra. "Es la primera vez que salgo a buscar comida", dijo Myakong Mar. "No sabía si me iban a matar por el camino".

La mujer de 42 años, madre de cuatro niños, introduce sus frágiles dedos entre los granos de sorgo. Esta noche podrá darles de comer algo más que lirios.

Tres meses atrás, cuando estallaron nuevos combates entre las fuerzas del gobierno y la oposición en la población de Padeah, en Sudán del Sur, Mar huyó a los pantanos.

Aterrada por la posibilidad de que la ataquen los soldados, ella y sus hijos viven de lo que pueden sacar de las aguas.

Pero cuando su hijo de cinco años fue hospitalizado por desnutrición, decidió que era hora de salir. Después de caminar durante dos horas con el agua hasta el pecho, llegó a su pueblo para recibir alimentos del Programa Mundial de Alimentos.

Su distrito, Leer, es uno de los más afectados por la guerra civil que estalló hace tres años. A esto se suma ahora la hambruna declarada por la ONU y el gobierno sursudanés. Las autoridades dicen que unas 100.000 personas podrían sufrir de desnutrición.

TAMBIÉN: Soldados de Sudán del Sur violaron a decenas de mujeres frente a campamento de la ONU

Pero a pesar del hambre, muchos prefieren vivir en el pantano. " Los soldados del gobierno vienen y se roban nuestra comida", dijo John Chol, que vive en las afueras de Padeah. La gente prefiere vivir en el pantano a ser atacada o violada.

La familia de Lulu Yurdio huyó hace varios meses. Hacía cinco días que no comía. "Tengo hambre", dijo el chico de 12 años. "Nunca tengo comida y siempre tengo hambre".

El miércoles, la ONU dijo que entregó alimentos a 114.000 personas y que se planeaba una nueva distribución en próximos días. Las mujeres se alejaban con bolsas de comida grandes como ellas mismas, que llevaban sobre la cabeza.

Una hambruna se declara cuando más del 20% de la población de una región sufre extrema escasez de alimentos, mueren más de dos personas por cada 10.000 al día y la malnutrición aguda afecta a más del 30%.

En su primera visita a la zona de hambruna el miércoles, el coordinador humanitario de la misión de la ONU en Sudán del Sur, Eugene Owusu, dijo que la comunidad de Padeah y el gobierno deben colaborar para rehacer sus vidas.

"Podemos ayudar", dijo Owusu. "Pero no podemos detener los combates. La gente tiene que regresar a casa".

Pero la gente de Padeah sigue temerosa después de años de conflicto. "Si sales, te matan", dijo Mar. Recogió su bolsa con alimentos y regresó al pantano.

  • Comparta este artículo
Mundo

Hambruna se cierne sobre millones de personas en África

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota