Mundo

Comunidad internacional presiona a nación árabe

Yemen pone condiciones a rebeldes para alto el fuego

Actualizado el 01 de febrero de 2010 a las 12:00 am

 Milicianos deben detener ataques en frontera contra Arabia Saudí

 Rebeldes chiitas anuncian el cese unilateral para evitar derramar más sangre

Mundo

Yemen pone condiciones a rebeldes para alto el fuego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   En Sadá, soldados yemeníes se enfrentan con los rebeldes.  | AFP
ampliar
En Sadá, soldados yemeníes se enfrentan con los rebeldes. | AFP

Saná. DPA y AP. El Gobierno de Yemen anunció ayer que aceptará el alto el fuego propuesto por los rebeldes chiitas huthis, siempre y cuando los milicianos cumplan ciertas condiciones, entre ellas, detener sus ataques contra Arabia Saudí.

El Consejo Nacional de Defensa de Yemen confirmó, en un comunicado, que el Ejecutivo “no tiene objeciones contra un final de las operaciones militares” mientras los huthis acepten los “seis puntos anunciados por el Gobierno como condición”.

Los rebeldes, primero, deben cumplir con la oferta original de alto el fuego realizada en setiembre, la cual exigía su desarme, la liberación de soldados y de propiedades confiscadas, el retiro de obstáculos en los caminos, el abandono de bases estratégicas y el cumplimiento de la Constitución.

El sábado, los rebeldes anunciaron un alto el fuego unilateral. Su líder, Abdulmalik al Huthi, habló por un mensaje radial de un cese para “detener el derramamiento de sangre y salvar a Yemen de una situación catastrófica”.

Sangriento. Las fuerzas militares yemeníes lanzaron, el pasado agosto, una ofensiva a gran escala contra la insurgencia.

Los cinco años de lucha con grupos rebeldes, han dejado miles de muertos, más de 250.000 personas desplazadas, ha puesto en peligro la integridad del país y ha desestabilizado toda la región.

En estos momentos, Yemen está siendo presionada por la comunidad internacional para poner fin al conflicto y destinar sus recursos contra la amenaza de una rama de al-Qaeda en el país, que ha realizado operaciones en el último año.

Detrás de años de conflicto, se esconden razones religiosas. Yemen es un país de mayoría sunita. Pero la provincia de Sadá, en el norte, está habitada sobre todo por fieles chiitas de tendencia zaidita. Sus imanes gobernaron el norte del país como una suerte de estado religioso hasta la revolución de 1962.

El líder de los rebeldes del norte, Abdel-Malek al-Hawthi, dijo que está listo para aceptar las condiciones originales del Gobierno de un cese de hostilidades.

El anuncio llegó días después de que los milicianos declararan un alto el fuego unilateral con Arabia Saudí.

  • Comparta este artículo
Mundo

Yemen pone condiciones a rebeldes para alto el fuego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota