Mundo

Verdugo de las FARC se echará un pulso político

Actualizado el 06 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Verdugo de las FARC se echará un pulso político

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bogotá. EFE. El general Óscar Naranjo, designado en el 2010 como el “mejor policía del mundo” y quien estuvo al frente de los golpes más contundentes contra las FARC en su historia, formará parte del equipo negociador del Gobierno colombiano que ahora busca la paz con ese grupo.

Naranjo dirigió la Policía Nacional entre 2007 y abril de 2012, cinco años en los que no dio tregua a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), primero bajo el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) y luego junto al presidente Juan Manuel Santos.

Esos méritos lo llevaron en el 2010 a recibir la distinción del “mejor policía del mundo” por la Asociación Internacional de Jefes Policiales (IACP, por su sigla en inglés) en respuesta a sus éxitos en la lucha contra los insurgentes y el crimen organizado.

Naranjo, hijo de un exdirector de la Policía Nacional y nacido en Bogotá en 1956, entró a la Escuela de Policía de Santander en 1976, cuando desertó del periodismo, carrera que había estudiado en la Universidad Javeriana.

Desde entonces se destacó por su don de mando y por sus habilidades en tareas de inteligencia, hasta convertirse en el primer director de inteligencia de la institución.

Naranjo fue clave en la lucha contra los carteles de Medellín, Cali y Norte del Valle, las más grandes mafias de la coca en el mundo, y contribuyó a capturar sus capos.

Entre los operativos más contundentes que dirigió contra las FARC están “Jaque”, cuando fueron rescatados –en el 2008– 15 secuestrados, entre ellos la excandidata Íngrid Betancourt.

También “Fénix”, ese mismo año, cuando murió en Ecuador el entonces número dos de las FARC, Luis Édgar Devia, alias Raúl Reyes, un éxito militar.

  • Comparta este artículo
Mundo

Verdugo de las FARC se echará un pulso político

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota