Mundo

Proceso judicial lleno de incógnitas

Vaticano vivirá juicio público sin precedentes

Actualizado el 28 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Mañana se inicia caso por robo agravado contra mayordomo del Papa

Filtración de documentos se denominó ‘VatiLeaks’ de manera popular

Mundo

Vaticano vivirá juicio público sin precedentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad del Vaticano. AFP. La sala de audiencia será pequeña y la presencia de la prensa limitada, pero el Vaticano va a vivir mañana una verdadera primicia: un juicio público para juzgar por robo agravado al mayordomo del Papa, en el caso denominado “ Vatileaks ”.

La primera audiencia del proceso de Paolo Gabriele, cuatro meses después de su espectacular arresto, empezará a las 7:30 GMT (1:30 a. m. en Costa Rica). No se sabe aún cuánto durará el juicio, pero en él desfilarán diferentes testigos para dar su versión sobre ese oscuro caso de filtración de documentos.

Muy pocos. Solo ocho periodistas seleccionados serán autorizados a entrar, sin grabadoras ni cámaras, a la pequeña sala donde 50 personas podrán asistir de pie.

Nunca en el secreto sistema del Estado Pontificio ha sido posible antes seguir en directo un proceso judicial.

Gabriele, un laico sumamente creyente, de 46 años, padre de tres hijos, ciudadano y residente del Vaticano, fue hasta su detención el fiel servidor de Joseph Ratzinger, el primero y el último que lo veía cada día, el que preparaba su vestimenta ceremonial y sus comidas.

Durante meses robó y fotocopió decenas de documentos de la oficina del secretario particular del Papa, monseñor Georg Gänswein.

Después de pasar 53 días en una celda de la Policía del Vaticano, a fines de julio fue puesto bajo arresto domiciliario.

“Paoletto” explicó a los jueces del pequeño Estado que actuando por orden “del Espíritu Santo” quiso revelar el “mal y la corrupción” que había en el Vaticano, seguro de que el Papa no estaba informado todos los escándalos.

Entrevistado en febrero, en forma anónima, en el canal privado La Sette, dijo que en el Vaticano había “una especie de omertá (una voluntad) para que no emerja la verdad, no tanto por una lucha de poderes sino tal vez por miedo".

En esta entrevista, Gabriele estimó que unas 20 personas “de diferentes órganos” del Vaticano podrían estar implicadas en el caso.

La investigación confirmó que no estaba solo. Sus posibles cómplices también aparecen en el expediente judicial. Paolo Gabriele también confió sus secretos a un padre espiritual, “B”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Vaticano vivirá juicio público sin precedentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota