Mundo

Religiosa causa discordia con libro

Vaticano critica a monja por tolerar masturbación

Actualizado el 05 de junio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Vaticano critica a monja por tolerar masturbación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad del Vaticano. AFP. El Vaticano condenó oficialmente ayer el libro de la religiosa estadounidense Margaret A. Farley por su tolerancia respecto a la unión homosexual, la masturbación y el divorcio seguido de nuevas nupcias.

En nota oficial, la Congregación para la Doctrina de la Fe solicitó a los católicos que no consulten el libro Just Love. A Framework for Christian Sexual Ethics (Solo Amor. Un marco para la ética sexual cristiana) pues no se corresponde con la posición de la Iglesia.

“No está en conformidad con la doctrina de la Iglesia”, destacó la nota divulgada por la oficina de prensa de la Santa Sede.

Para la Congregación, el libro, publicado en el 2006, tiene errores doctrinales cuya publicación ha sido causa de confusión entre los fieles por lo que decidió emprender un ulterior “examen con procedimiento urgente”, que confirmó que sus “proposiciones son erróneas”.

Las autoridades del Vaticano solicitaron a sor Farley, en una carta fechada el 5 de julio del 2011, que corrija “las tesis inaceptables” de su libro, lo que no aceptó.

La religiosa, profesora de ética, defiende la masturbación, que permite “a las mujeres descubrir su propia capacidad para el placer, algo que algunas no han descubierto y ni siquiera conocido en sus relaciones sexuales ordinarias con sus maridos o amantes”, escribió. “La masturbación generalmente no implica ningún problema de carácter moral”, enfatizó.

Sobre la homosexualidad, la monja apoya el matrimonio, pide que se respeten tales relaciones y considera que las personas deben “tener la posibilidad de escoger o no de serlo”.

En lo referente al divorcio, sostiene que ante los cambios “inesperados” que atraviesa la sociedad y la pareja, la “indisolubilidad del matrimonio” se puede poner en entredicho.

A las posturas liberales de la monja, las autoridades de la Iglesia católica responden punto por punto y citan el catecismo y los Evangelios para rechazar tales aperturas.

“La masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado. El uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice su finalidad”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Vaticano critica a monja por tolerar masturbación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota