Mundo

Primer país suramericano en permitirlo

Uruguay despenaliza aborto con ciertas condiciones

Actualizado el 18 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Ley permitirá detener la gestación hasta la semana 12 del embarazo

Decisión unilateral será de mujer, pero la supervisarán varias instancias previas

Mundo

Uruguay despenaliza aborto con ciertas condiciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Uruguay despenaliza aborto
                         Senadores del  Frente Amplio votaron ayer en favor del proyecto de ley. | AP.
ampliar
Senadores del Frente Amplio votaron ayer en favor del proyecto de ley. | AP.

Montevideo. EFE. Uruguay volvió ayer a ponerse a la vanguardia en temas sociales en el continente con la aprobación definitiva en el Parlamento de una ley que despenaliza el aborto hasta la semana 12 de gestación por la sola decisión de la mujer, siempre que sea bajo la supervisión del Estado.

Cuando sea promulgada la ley, Uruguay será el primer país suramericano con una despenalización tan amplia de la interrupción voluntaria del embarazo, solo existente hasta ahora en Cuba, Guyana, Puerto Rico y el Distrito Federal de México.

La norma se aprobó en el Senado por 17 votos frente a 14 y se convertirá formalmente en ley en los próximos días cuando sea promulgada por el presidente José Mujica, quien ya indicó en reiteradas ocasiones que no iba vetarla.

En el 2008, Uruguay quedó a las puertas de legalizar el aborto cuando el entonces mandatario Tabaré Vázquez, del Frente Amplio al igual que Mujica, vetó una ley similar pues adujo motivos morales y científicos, lo que causó indignación entre simpatizantes de la izquierda y grupos feministas.

En algunos países latinoamericanos hay distintos supuestos para permitir el aborto, como el riesgo de vida para la madre, la malformación fetal o que el embarazo sea fruto de una violación, y en otros casos es ilegal en todos los casos.

La letra fina. Técnicamente, la norma uruguaya no legaliza el aborto, lo despenaliza, siempre que se sigan ciertos procedimientos regulados por el Estado.

Estas medidas incluyen pasar por una comisión formada por psicólogos, ginecólogos y trabajadores sociales que asesorarán a las mujeres sobre sus posibilidades y cumplir con un plazo de cinco días de reflexión antes de someterse a la intervención.

Una vez cumplido el trámite, las mujeres podrán abortar si lo desean en cualquier centro público o privado de salud del país, que estarán obligados a realizar la intervención o a garantizar que esta se haga por terceros en casos de objeción de conciencia.

Abortos realizados fuera de este procedimiento seguirán siendo ilegales y, por tanto, penalizados.

Carlos Iafigliola, portavoz del principal movimiento antiabortista, consideró la decisión como el visto bueno a “una violación a los derechos humanos”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Uruguay despenaliza aborto con ciertas condiciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota