Mundo

Conversaciones entre Obama y XI

Estados Unidos y China buscan nuevo modelo de relaciones

Actualizado el 08 de junio de 2013 a las 12:00 am

Ambos dignatarios coinciden en definir el futuro de los vínculos entre las potencias

Ciberseguridad, Corea del Norte y derechos humanos, temas delicados

Mundo

Estados Unidos y China buscan nuevo modelo de relaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El presidente Barack Obama (derecha) gesticula mientras recibe en la propiedad de Sunnylands de Rancho Mirage, California,  a su homólogo de China, Xi Jinping. Ambos continuarán dialogando hoy. | AP
ampliar
El presidente Barack Obama (derecha) gesticula mientras recibe en la propiedad de Sunnylands de Rancho Mirage, California, a su homólogo de China, Xi Jinping. Ambos continuarán dialogando hoy. | AP

Rancho Mirage, EE. UU. AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping, prometieron ayer poner las bases de un “nuevo modelo” para “forjar el futuro” de las relaciones entre Estados Unidos y China, al inicio de una reunión en California (oeste).

Obama, quien aseguró que las buenas relaciones entre ambos países son importantes “para el mundo”, dijo que espera un “nuevo modelo de cooperación con Pekín”, propuesta que Xi retomó en su declaración como “un nuevo modelo de relación entre países grandes”.

“El presidente Xi acaba de asumir sus funciones en marzo y nuestra decisión de vernos tan rápido demuestra la importancia de las relaciones entre Estados Unidos y China”, manifestó Obama frente a periodistas, en la suntuosa propiedad de Sunnylands de Rancho Mirage, a 160 km de Los Ángeles, donde mantendrían conversaciones anoche y hoy por la mañana.

El presidente estadounidense mencionó, no obstante, eventuales temas de discordia entre las dos potencias, como en ciberseguridad, un ámbito en el que deseó que Pekín y Washington “trabajen juntos”, además de otros como Corea del Norte o derechos humanos.

Se esperaba que las conversaciones de la cumbre informal también abordaran las acusaciones cruzadas de ciberespionaje y las constantes quejas comerciales entre las dos economías más grandes del mundo, socios obligados y rivales al mismo tiempo.

Pero Obama tiene un propósito más amplio: intentar deducir la visión estratégica del hombre que guiará a la creciente China más allá de su propia presidencia, por lo que los resultados del encuentro no tendrán tanto un efecto inmediato como en el largo plazo.

Xi realiza su primera visita como presidente a Estados Unidos, tres meses después de asumir el control de la maquinaria del Estado chino; expertos consideran que esta será la reunión sino-estadounidense más significativa en años.

Obama buscará, asimismo, un nuevo intento por lograr avances en una relación geopolítica que probablemente definirá en parte su legado, y que ha causado frustración en la Casa Blanca en las conversaciones poco distendidas con el expresidente chino Hu Jintao.

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que Obama deseaba “un ambiente informal” y que esperaba “ver si existían mayores oportunidades para ambos de ampliar los asuntos sobre los cuales” los dos países cooperan.

PUBLICIDAD

“Desde el inicio de los mandatos de ambos presidentes, sentimos que tener este tipo de encuentro para conversaciones abiertas e informales entre ambos líderes les permitiría cubrir la agenda más amplia posible”, declaró un funcionario estadounidense, quien pidió no ser identificado.

  • Comparta este artículo
Mundo

Estados Unidos y China buscan nuevo modelo de relaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota