Mundo

Turquía y Estados Unidos seguirán presión para sacar a al-Asad

Actualizado el 16 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Aunque Ankara y Washington tienen objetivos convergentes sobre ese conflicto, también discrepan sobre forma de solución

Mundo

Turquía y Estados Unidos seguirán presión para sacar a al-Asad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El presidente Barack Obama (derecha) y el primer ministro turco, Recep Erdogan, durante la conferencia de prensa conjunta. | AFP
ampliar
El presidente Barack Obama (derecha) y el primer ministro turco, Recep Erdogan, durante la conferencia de prensa conjunta. | AFP

Washington. (AP). El presidente Barack Obama dijo el jueves que Estados Unidos y Turquía intensificarán sus presiones para expulsar del poder a Bashar al-Asad, aunque afirmó que “no existe fórmula mágica” para frenar la violencia del gobernante sirio.

En conferencia de prensa con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en el Rosedal de la Casa Blanca, Obama dijo que la única vía de solución a la crisis es que Asad entregue el poder a un gobierno de transición.

“Continuaremos incrementando las presiones sobre el régimen de Assad así como trabajando con la oposición siria”, expresó Obama. “Ambos coincidimos en que Asad debe marcharse” , apuntó.

Erdogan afirmó que Estados Unidos y Turquía tienen objetivos convergentes en lo que se refiere a Siria.

Ninguno mencionó que Estados Unidos y Turquía tienen discrepancias en la manera de abordar la sangrienta guerra civil en Siria. Erdogan no respondió directamente a la pregunta de cuál fue su solicitud a Obama sobre Siria.

Obama dijo que Estados Unidos no puede actuar solo para llevar la paz a Siria y señaló que necesita la cooperación de socios internacionales.

“ No existe fórmula mágica para abordar una situación extraordinaria —violenta y difícil— como la de Siria ” , expresó el presidente.

Erdogan llegó de visita a Washington días después del estallido de dos coches bomba en Turquía en los que perecieron decenas de personas en los atentados terroristas que dejaron el mayor número de muertos durante años en el país.

Las autoridades turcas atribuyeron las explosiones a la inteligencia Siria, en tanto que Erdogan ha exigido medidas más enérgicas para derrocar al gobierno de Asad.

Obama extendió sus condolencias por lo que describió como “ los bombazos atroces” y señaló que Estados Unidos apoya a Turquía en la lucha contra las amenazas terroristas.

Las desavenencias entre ambos países no mermaron la pompa reservada para Erdogan, que llegó a la Casa Blanca por el acceso norte en medio de una valla doble de soldados de una guardia militar cuyos soldados sostenía banderas.

Erdogan conversó durante tres horas con Obama en la Oficina Oval y la reunión se centró principalmente en asuntos de seguridad para el Oriente Medio; sin embargo, el mandatario estadounidense dijo que ambos acordaron crear “una nueva comisión de alto nivel” dedicada a incrementar el comercio y la inversión entre ambos países.

  • Comparta este artículo
Mundo

Turquía y Estados Unidos seguirán presión para sacar a al-Asad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota