Mundo

Victoria ahoga esperanza de eventual diálogo, creen analistas

Sueño socialista de Chávez se resiste a oposición fortalecida

Actualizado el 09 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Reelección del mandatario ampliará proyectos sociales y clima de polarización

Tono confrontativo podría disminuir ante rivales políticos con mayor apoyo popular

Mundo

Sueño socialista de Chávez se resiste a oposición fortalecida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Chávez sigue rumbo al socialismo
                         Partidarios de Hugo Chávez celebraron el domingo en Caracas la derrota de Henrique Capriles. El opositor confirmó que seguirá activo políticamente. | AFP.
ampliar
Partidarios de Hugo Chávez celebraron el domingo en Caracas la derrota de Henrique Capriles. El opositor confirmó que seguirá activo políticamente. | AFP.

Tras un categórico triunfo, Hugo Chávez tendrá un cuarto periodo presidencial para anclar su proyecto socialista en Venezuela, pero en las condiciones más adversas que ha enfrentado al inicio de una gestión.

Superada su mayor prueba política a la fecha –vencer a una oposición más robusta y unida por un líder reconocido–, Chávez podría verse obligado a moderar el tono confrontativo y polarizante de los últimos años, ahora que casi la mitad de la población votó por su rival, Henrique Capriles.

Aunque ayer Chávez informó de que sostuvo una “amena” conversación con el hombre a quien insultó en la campaña al punto de llamarlo “nazi”, analistas consultados descartan que el gesto traiga una apertura al diálogo.

“No creo que venga un cambio sustancial en la forma como viene operando el Gobierno, pero en las elecciones de alcaldes de diciembre veremos cuán rápido se impondrá el modelo socialista de Chávez”, explicó Margarita López Maya, historiadora y doctora en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela.

Para la historiadora, los gestos de Chávez hacia la oposición son “poca cosa” con un precio del barril de petróleo cercano a los $90, de los cuales se benefician los sectores más pobres del país, “cuyas prioridades no parecen ser las libertades y garantías civiles”.

Después del paro petrolero entre el 2002 y el 2003, que dañó tanto la economía interna como la imagen del mandatario, este impulsó una amplia agenda de proyectos sociales (“misiones”), dirigidos a los sectores más desposeídos.

“Creo que el presidente movilizó a sectores muy excluidos y marginados, esa mayor participación lo favoreció a él y vino de los más pobres”, expresó ayer López Maya vía telefónica a La Nación.

El mandatario centró nueve años de gestión en usar las ganancias de la exportación petrolera (95% del total de exportaciones internas) en obras sociales.

Su victoria el domingo supone un mandato claro desde las urnas para que siga esa política, aunque en el proceso se amplíe la polarización ideológica y crezca así el apoyo a los opositores.

Más robusta. La oposición, que en los comicios presidenciales del 2006 perdió por 25 puntos de diferencia ante Chávez, dio un salto categórico con Capriles, de 40 años (18 menos que Chávez) al perder esta vez solo por 10 puntos.

PUBLICIDAD

“No puede dejarse de señalar el obsceno ventajismo que caracterizó la elección y la campaña electoral. Contra Capriles fue lanzado el Estado venezolano completo y, aun así, hizo una hazaña épica, al reunir a más de 6 millones de votantes”, expresó Teodoro Petkof, analista político y director del diario Tal Cual . Según Petkof, Capriles dejó construida una “oposición de masas”, que estará en condiciones de enfrentar al Gobierno en mejores condiciones que antes.

“Ahora cuenta con un referente de liderazgo personal pues Capriles emerge como líder nacional, algo de lo cual carecía la oposición hasta ahora”, apuntó Petkof.

Al aceptar su victoria el domingo, Chávez prometió convertirse en un “mejor presidente” en lo que parece ser un reconocimiento tácito del creciente descontento reinante por problemas como mayor inseguridad, falta de viviendas, racionamientos de energía eléctrica y una inflación del 27% actualmente.

Justo ayer la agencia calificadora Fitch recordó que el Gobierno enfrentará el desafío de ajustar su política cambiaria, mientras continúan planeando dudas sobre su capacidad para frenar el déficit fiscal, manteniendo el crecimiento económico y controlando la inflación.

Encima, Chávez podría afrontar a una recaída de salud; tema recurrente en la campaña que, de resurgir, podría impedirle el cumplimiento de seis años de gestión a partir del próximo 10 de enero.

  • Comparta este artículo
Mundo

Sueño socialista de Chávez se resiste a oposición fortalecida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota