Soldado de EEUU irá a juicio por la masacre de 16 civiles en Afganistán

El suboficial, de 39 años, es acusado de haber partido de su base del distrito de Panjwai, Kandahar, la noche del 11 de marzo, y matar en dos pueblos vecinos a 16 personas.

Últimas noticias


        
        
      El sargento de 39 años Robert Bale irá a su primer día de juicio este lunes por la matanza de 16 afganos. | ARCHIVO.
El sargento de 39 años Robert Bale irá a su primer día de juicio este lunes por la matanza de 16 afganos. | ARCHIVO. ampliar

Los Ángeles (AFP). Un soldado estadounidense acusado de matar a 16 civiles civiles afganos comparecerá el próximo lunes ante un tribunal por primera vez desde la masacre cometida en marzo, en un juicio preliminar donde se decidirá si el suboficial se enfrentará a una corte marcial.

El sargento Robert Bales asistirá a las audiencias que arrancarán el lunes (hasta el 16 de noviembre) en el fuerte Lewis-McChord, en el estado noroccidental de Washington, dijo a la AFP el portavoz de la base Gary Gary Dangerfield.

Reportes de prensa señalaron que los testigos y familiares de las víctimas darán su testimonio por videoconferencia desde la base de la fuerza aérea estadounidense en Kandahar, en el sur de Afganistán, si bien el portavoz no pudo confirmar esta información.

El suboficial, de 39 años, es acusado de haber partido de su base del distrito de Panjwai, Kandahar, la noche del 11 de marzo, y matar en dos pueblos vecinos a 16 personas, entre ellas nueve niños. Supuestamente, incineró después algunos de los cadáveres, volvió a su base y se entregó.

Este crimen, el peor que ha cometido un soldado estadounidense durante el largo conflicto, tensó hasta el límite las ya difíciles relaciones entre Washington y Kabul.

Bales, nacido cerca de Cincinnati, Ohio (norte), fue transferido de Afganistán al fuerte Leavenworth en Kansas (centro) poco después de la masacre, y enviado recientemente al fuerte Lewis-McChord de Washington, base del 2do batallón, 3er regimiento de infantería.

Su esposa y sus dos hijos se mudaron a la base militar al sur de Seattle por su propia seguridad y para mantenerse a salvo de la vigilancia de los medios.

El abogado de Bales, John Browne, dijo que unos diez afganos podrían ser llamados a dar su testimonio y agregó que algunos testigos han sido "difíciles de hallar", según el diario local Seattle Times.

Se esperaba que Browne viajara a Afganistán para interrogar a los testigos personalmente, mientras otros abogados de su bufete permanecerían en las audiencias en el fuerte Lewis-McChord, reportó el diario.

"Ésta podría ser nuestra única oportunidad de tenerlos, si no aparecen para el juicio", dijo Browne, citado por el diario. "Por eso (esta audiencia) es más importante".

La oficina de Browne no respondió inmediatamente las llamadas para confirmar o comentar tales planes.

Previamente, se había informado que Bales no recuerda nada de la masacre. Los investigadores plantearon que el sargento tenía problemas personales y con el alcohol, pero, según el abogado, su cliente no estaba ebrio en el momento de los hechos.

El letrado ha dicho que piensa alegar una alteración de la capacidad de discernimiento del sargento en el momento del ataque, lo que constituiría un atenuante.

Cuando estuvo desplegado en Irak en 2010, Bales sufrió un traumatismo craneal en un accidente de carretera, lo que podría haberle provocado estrés postraumático.

Las víctimas han recibido miles de dólares en compensaciones: lo equivalente a $46.000 para las familias de los fallecidos y casi $10.000 dólares para los heridos, según oficiales afganos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Soldado de EEUU irá a juicio por la masacre de 16 civiles en Afganistán