Mundo

Senado seguirá siendo demócrata; republicanos retienen Cámara Baja

Actualizado el 07 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Senado seguirá siendo demócrata; republicanos retienen Cámara Baja

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El poder del Congreso de EE. UU.
Senado seguirá siendo demócrata; republicanos retienen Cámara Baja - 1
ampliar
Senado seguirá siendo demócrata; republicanos retienen Cámara Baja - 1

Washington. AP, ACAN-EFE y AFP. Los republicanos habrían conservado el control de la Cámara de Representantes, de acuerdo con los primeros resultados de la elección, los cuales mostraban que los demócratas no lograron avances para revertir la actual mayoría del partido opositor.

El presidente de la Cámara Baja, John Boehner, que tiene asegurado su puesto, defendió ante la prensa en Washington la gestión de los republicanos.

“Con este voto, el pueblo estadounidense ha dejado en claro que no existe un mandato para aumentar los impuestos..., que quieren soluciones y respondieron al renovarnos como mayoría”, dijo el presidente.

En la rueda de prensa, Boehner estuvo acompañado del legislador republicano por Texas, Pete Sessions, quien aseguró que su bancada ha promovido medidas para la creación de empleos.

“Seguiremos trabajando con el pueblo estadounidense sobre ideas que fortalecerán a nuestro país y lo harán más competitivo, y para reconstruir el sueño americano”, agregó Sessions.

Por otra parte, el Partido Demócrata, de Barack Obama, logró retener la mayoría de los escaños del Senado, según proyecciones de las cadenas Fox y CNN.

Los republicanos debían ganar cuatro escaños para obtener la mayoría de los 100 asientos del Senado, pero perdieron al menos tres de ellos, en los estados de Massachusetts, Virginia e Indiana.

Congreso complicado. Con estos resultados, el presidente reelecto Obama hallará que el nuevo Congreso –conformado por la Cámara Baja y el Senado– seguirá siendo lo que el actual ha sido para su gestión: un dolor de cabeza.

Los meses de discursos, la saturada propaganda, los incontables eventos y los más de $2.000 millones en gastos de campaña se conjugaron para producir un nuevo Congreso sorprendentemente similar al que existe ahora: una Cámara de Representantes que los republicanos controlarán por un margen de ventaja de unos 50 escaños, y un Senado al mando de los demócratas por una diferencia muy pequeña.

Los republicanos iniciaron este año pensando que se apoderarían del control del Senado porque solo estaban defendiendo 10 de los 33 escaños en juego ayer.

Pero eso comenzó a parecer improbable gracias a las controvertidas declaraciones sobre la violación sexual efectuadas por candidatos republicanos en Misuri y Nevada, el retiro de la popular senadora Olympia Snowe, de Maine, y las firmes campañas orquestadas por los demócratas que ocupan las bancas de Florida y Míchigan.

PUBLICIDAD

De hecho, los demócratas se hicieron ayer con el escaño al Senado por el estado de Indiana, donde Joe Donnelly derrotó al conservador Richard Mourdock, que protagonizó gran polémica al afirmar que los embarazos resultado de una violación son “un regalo de Dios”.

“Es evidente que vamos a tener un gobierno dividido. Y eso va a hacer que los próximos dos años sean muy difíciles”, dijo el lunes Matt Mackowiak, consultor de los republicanos.

Posibles escenarios. Obama probablemente tendrá continuos choques con el Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, en torno a los impuestos, la estimulación de la economía y la lucha contra la creciente deuda nacional.

Ello aseguraría límites a lo que el mandatario podría lograr en el Senado, donde los republicanos, aunque son la minoría, podrían seguir utilizando tácticas dilatorias para bloquear proyectos de ley que no puedan obtener 60 votos en la cámara de 100 integrantes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Senado seguirá siendo demócrata; republicanos retienen Cámara Baja

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota