Mundo

Rupert Murdoch niega haber pedido favores a políticos británicos

Actualizado el 25 de abril de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Rupert Murdoch niega haber pedido favores a políticos británicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres. AFP. El magnate de la prensa, Rupert Murdoch, trató de minimizar su influencia política en su testimonio hoy ante la comisión británica que investiga la ética de la prensa, al día siguiente de la una comparecencia de su hijo James que puso en apuros al gobierno.

“Nunca le he pedido nada a un primer ministro”, declaró el presidente de News Corp., en la primera de sus dos apariciones previstas en Londres ante la llamada comisión Leveson, que le interrogó sobre sus vínculos con Margaret Thatcher, John Major, Tony Blair y David Cameron.

“Quiero terminar con esto de una vez por todas. Es un mito total que utilicé la influencia del Sun o su supuesto poder político para obtener un trato favorable”, agregó Murdoch, de 81 años, refiriéndose al diario de mayor tirada en el Reino Unido, propiedad de su grupo.

Con respecto a Cameron, negó los rumores falsos de que estaba descontento con el actual primer ministro por haber ordenado esta investigación a raíz del escándalo de las escuchas telefónicas ilegales que condujo a la desaparición de su semanario sensacionalista News of the World tras más de siglo y medio de existencia en julio del año pasado.

La intensificación del escándalo llevó también a News Corp. a renunciar a la polémica compra de la totalidad de la plataforma televisiva británica de pago BSkyB, de la que ya era el primer accionista con una participación del 39%.

El magnate ya había tenido que explicarse sobre las escuchas en julio pasado en la comisión de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes del parlamento, ante la cual negó cualquier responsabilidad.

Al ser nuevamente interrogado hoy por las intervenciones y el uso de detectives privados por parte del News of the World para tratar de obtener exclusivas, Murdoch dijo que creía que los famosos y los políticos “no tienen derecho a la misma intimidad que la gente normal y corriente”.

Murdoch declaró por otro lado que ama los periódicos pero que los accionistas de News Corp., que tiene su sede social en Estados Unidos, querían que se desprendiera de sus cabeceras, entre ellas el Sun y el Times en el Reino Unido, y el Wall Street Journal y el New York Post en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

La comparecencia de Murdoch se produjo al día siguiente de otra de su hijo James, número dos de News Corp. y ex presidente de su subsidiaria británica, durante la cual se pusieron de manifiesto estrechos vínculos entre el imperio mediático y gobierno de Cameron, hasta el punto que algunos diarios titularon hoy "La revancha de los Murdoch".

News Corp. mantuvo presuntamente contactos frecuentes y cercanos con los consejeros del ministro de Cultura Jeremy Hunt en el momento en que trataba de comprar la totalidad de BSkyB, según una serie de correos electrónicos divulgados el martes que el director de relaciones públicas del grupo, Frederic Michel, le envió a James Murdoch.

Mientras Rupert Murdoch declaraba, Adam Smith, un consejero de Hunt acusado de haber filtrado información confidencial y de haber dicho que el ministro respaldaba la polémica compra, dimitió de su cargo hoy.

"Me doy cuenta de que mis actividades a veces fueron demasiado lejos", dijo Smith en un comunicado.

En cuanto a Hunt, aunque el líder de la oposición laborista Ed Miliband, volvió a pedir su dimisión, Cameron volvió a otorgarle su pleno respaldo en una comparecencia en el parlamento, aunque agregó que “todos hicimos demasiado siendo amistosos con Rupert Murdoch”.

Rupert Murdoch debe volver a declarar mañana ante la comisión Leveson, que ya ha interrogado a decenas de testigos en su examen sobre la cultura, la ética y las prácticas de la prensa británica.

  • Comparta este artículo
Mundo

Rupert Murdoch niega haber pedido favores a políticos británicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota