Mundo

Artista de música flamenca

Ricardo Baliardo

Actualizado el 08 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Formidable guitarrista y legendario mujeriego

Mundo

Ricardo Baliardo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París AP Amante de las mujeres bellas, los autos de lujo y las fiestas, el emblemático guitarrista flamenco Ricardo Baliardo, alias Manitas de Plata, falleció a los 93 años, en un hogar de ancianos en el sur de Francia.

El artista, quien vendió casi 100 millones de discos en una carrera de medio siglo, será recordado como el hombre que le abrió las puertas a la música gitana. De hecho, tuvo una fuerte influencia en los Gipsy Kings.

Baliardo nació en 1921 en el seno de una familia gitana francesa y ya a los 9 años dominaba la guitarra, pese a que ni siquiera sabía leer música.

‘Más que yo’, dijo Picasso. Con su rasgueo flamenco, asombró a multitudes en cafés y terrazas de la Riviera Francesa, donde su público incluyó a los artistas Salvador Dalí y Pablo Picasso, el escritor Jean Cocteau y la actriz Brigitte Bardot.

Una vez, Picasso exclamó: “¡Ese hombre vale más que yo!” cuando lo escuchó en Arles en 1964 y dibujó en su guitarra.

Cuando su talento se hizo claro, adoptó el nombre artístico de Manitas de Plata.

Fue un legendario mujeriego, quien, sin sonrojarse, admitía tener “varias mujeres ilegítimas”. También decía ignorar cuántos hijos engendró, aunque muchos decían que entre 24 y 28. Los cierto es que el genial guitarrista reconoció al menos a 13.

Pese a haber amasado una fortuna, Manitas de Plata murió prácticamente en la pobreza, pues dedicó sus ingresos a mantener a tan numerosa “tribu”. Se dice que hasta 80 personas vivían de su dinero, entre mujeres, hijos, tíos y sobrinos. Pero además, era un secreto a voces que invertía mucho en la ruleta, los carros de lujo y la parranda.

Su fama terminó de crecer en Estados Unidos, cuando tocó en el Carnegie Hall de Nueva York, en 1965. Su funeral será el sábado en Montpellier.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ricardo Baliardo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota