Mundo

Reserva de diamantes en Siberia amenaza con ‘revolucionar’ el sector

Actualizado el 19 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

El yacimiento de Popigai fue descubierto a comienzos de los años 1970

Mundo

Reserva de diamantes en Siberia amenaza con ‘revolucionar’ el sector

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

MOSCÚ. (AFP).- Una mina de diamantes situada en Siberia , cuya existencia fue mantenida en secreto durante décadas, tiene inmensas reservas que podrían provocar una “revolución” en el mercado mundial, estiman los expertos.

El yacimiento de Popigai fue descubierto a comienzos de los años 1970 en una zona inhabitada de Siberia Oriental, a 400 km de la ciudad de Khantiga y a 2.000 km al norte de Krasnoyarsk, la capital regional.

Durante la Guerra Fría el yacimiento estaba considerado como una “reserva estratégica” de la Unión Soviética (URSS), por lo que se mantuvo en absoluto secreto.

El Instituto de Geología y de Minerales Sobolev en Novosibirsk ( Siberia ) publicó esta semana informaciones sobre esta mina situada en un cráter de un diámetro de una centenar de kilómetros formado por la caída de un asteroide hace 35 millones de años.

Las ondas del impacto transformaron en el acto el grafito del suelo siberiano en minúsculos diamantes en un diámetro de una decena de kilómetros en torno al punto de caída.

Estos diamantes “industriales” que tienen un diámetro de entre 0,5 a 2 milímetros se presentan bajo la forma de granos grises, azules o amarillos parecidos al polvo, declaró Nikolai Pokhilenko, director del Instituto Sobolev.

Las reservas en quilates de diamantes del tipo de Popigai, muy utilizados en los instrumentos de perforación y piezas aeronáuticas, son 110 veces superiores a las reservas mundiales, según los expertos del instituto.

Asimismo, los diamantes de Popigai son dos veces más resistentes que los diamantes industriales tradicionales, explica Pokhilenko.

  • Comparta este artículo
Mundo

Reserva de diamantes en Siberia amenaza con ‘revolucionar’ el sector

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota