Mundo

Represión en Turquía pone a Estados Unidos en situación incómoda

Actualizado el 08 de junio de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Represión en Turquía pone a Estados Unidos en situación incómoda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Seguidores  del primer ministro Erdogan lo aclamaron anteayer. | AP.
ampliar
Seguidores del primer ministro Erdogan lo aclamaron anteayer. | AP.

Washington. AFP. Los enfrentamientos con manifestantes en Turquía incomodan a Estados Unidos, que presenta a su aliado como un modelo de democracia islámica para el mundo árabe y en el que se apoya para tratar de solucionar los conflictos en Siria y otros países del Oriente Medio.

La crisis turca es particularmente espinosa para Washington porque el blanco de los manifestantes, el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, acaba de ser recibido en la Casa Blanca por el presidente Barack Obama, quien mantendría una relación muy cálida con el hombre fuerte de Ankara.

“Los estadounidenses están molestos con Turquía, al que presentan un poco como ejemplo para el mundo musulmán, país que concilia islam, democracia y progreso económico”, resumió Bayram Balci, investigador del centro Carnegie Endowment.

Desde hace una semana, la administración Obama camina de puntillas ante una ola de protestas en Turquía que no preveía.

El secretario de Estado, John Kerry, condenó el uso “excesivo” de la fuerza por parte de la Policía turca y reafirmó el compromiso de su país con la “libertad de expresión y de reunión”. Pero la Casa Blanca se apresuró luego a aceptar las “excusas” presentadas por el vice primer ministro, Bulent Arinç, a las víctimas y los llamados a la calma del presidente Abdulá Gul.

Obama no pronunció palabra y su vicepresidente, Joe Biden, se mostró muy prudente, calificando a Ankara de “aliado vital”.

Para Steven Cook, del centro de análisis Council on Foreign Relations, Washington se colocó en una posición “delicada convirtiendo a Turquía en un modelo (democrático) para el mundo árabe sin decir jamás una palabra, por ejemplo, sobre los periodistas encarcelados”, práctica que critican las organizaciones de derechos humanos a Ankara.

  • Comparta este artículo
Mundo

Represión en Turquía pone a Estados Unidos en situación incómoda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota