Mundo

Presión popular frena desahucio

Protesta evita desalojo de una anciana en España

Actualizado el 06 de abril de 2013 a las 12:00 am

Mónica Briceiro, de 71 años, padece alzhéimer y vive en Madrid desde 1974

La disposición la dictó un juez porque propietario reclama vivienda para su hija

Mundo

Protesta evita desalojo de una anciana en España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Un joven sostuvo ayer, frente al edificio donde vive Briceiro,  un cartel en el que pide un alto a  los desalojos. | AFP.
ampliar
Un joven sostuvo ayer, frente al edificio donde vive Briceiro, un cartel en el que pide un alto a los desalojos. | AFP.

Madrid. AFP. Mónica Briceiro, de 71 años y enferma de alzhéimer, debía ser expulsada ayer del apartamento de Madrid donde vive como inquilina desde 1974, pero varias decenas de activistas consiguieron detener el desahucio.

“Nos han dicho que hay una nueva fecha para el 24 de mayo. Estoy un poco decepcionado porque esperaba que se paralizara hasta que le dieran una alternativa a mi madre, que no tiene dónde meterse”, explicó Cristian Bourne, que se ocupó de todo debido a la enfermedad de su madre.

“Mi madre lo entiende a medias, no acaba de asumir lo que sucede. No dice mucho, aguanta y ya está. ¿Qué puede hacer? Aguantar y esperar a que yo lo arregle. No hay otra”, manifestó Bourne, de 34 años, con un rostro de satisfacción que no oculta el nerviosismo de las últimas horas.

Defensa y solidaridad. El gélido viento que soplaba en Madrid no aminoró el ánimo de decenas de personas que, desde primera hora de la mañana, se habían reunido enfrente del inmueble, rodeado por seis furgones policiales, para protestar contra el desahucio y la actual regulación.

“La ley ampara lo que se está haciendo hoy. Esto demuestra que no siempre las leyes son justas”, se quejaba Bourne, quien acaba de quedarse sin trabajo.

A diferencia de muchas de las expulsiones que se producen en España, Mónica, con una pensión de 365 euros y la ayuda que pueden darle sus dos hijos, ha pagado siempre los 426,15 euros mensuales del alquiler, firmado en 1974.

Pero hace dos meses, una juez dictó su desalojo porque el propietario reclama la vivienda para su hija que estudia en Madrid. Sin embargo, los activistas sospechan que su intención es especular, ya que el apartamento está muy bien ubicado, justo enfrente del estadio Bernabéu, del Real Madrid.

“Una persona con alzhéimer que pierde sus referencias, su rutina y su mundo se derrumba porque todos los enganches que tenía con su vida cotidiana se desvanecen”, dijo Pedro Martínez, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca . Esta asociación lleva cuatro años luchando por la paralización de los desahucios que desde el 2008 afectan a muchas familias españolas endeudadas durante el boom inmobiliario y que ahora, en plena crisis, no pueden hacer frente a sus pagos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Protesta evita desalojo de una anciana en España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota