Mundo

Primer ministro de Italia solicitará confianza al Parlamento tras enfrentamiento con Silvio Berlusconi

Actualizado el 30 de septiembre de 2013 a las 07:47 am

El socialdemócrata Enrico Letta anunció que presentará un  programa económico y social para dar estabilidad a su país

Ante la posibilidad de perder su inmunidad parlamentaria, Silvio Berlusconi abrió un nuevo período de incertidumbre política al obligar a los ministros de su partido a dimitir

Mundo

Primer ministro de Italia solicitará confianza al Parlamento tras enfrentamiento con Silvio Berlusconi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Roma

El primer ministro italiano, el socialdemócrata Enrico Letta, solicitará el miércoles la confianza del Parlamento para seguir gobernando, después de que el líder de la derecha Silvio Berlusconi desatara una crisis con la dimisión de los cinco ministros de su partido.

"No pienso gobernar a todo precio, para permanecer tres días más y volver a comenzar con el tire y afloje", declaró Letta, quien presentará en el Parlamento un programa económico y social para dar estabilidad a Italia, tercera economía de la zona euro.

La última jugada política de Berlusconi - desesperado ante la posibilidad de perder su inmunidad parlamentaria y para evitar la humillación de una votación en el Senado que podría conducir a su inhabilitación política y su arresto domiciliario -, irritó no sólo a los aliados de centroizquierda sino también a una parte de su propio partido y a sus ministros, que se enteraron por teléfono que debían dimitir.

"Reina la incertidumbre", reconoció el presidente de la República, Giorgio Napolitano, el único que tiene la autoridad para disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas, quien adelantó que quiere evitar tales medidas.

"Italia necesita estabilidad", dijo Napolitano, recordando que está en juego la reducción de la enorme deuda pública así como una serie de reformas pendientes.

El jefe de gobierno, que insiste en someterse al voto de confianza, observa desde la barrera la reacción inesperada de rechazo de una parte del partido de Berlusconi, tradicionalmente fiel a su líder máximo.

El primer ministro italiano, Enrico Letta, en las afueras del palacio de Chigi, sede del Gobierno, poco después del estallido de la nueva crisis política. | EFE
ampliar
El primer ministro italiano, Enrico Letta, en las afueras del palacio de Chigi, sede del Gobierno, poco después del estallido de la nueva crisis política. | EFE
Los cinco ministros manifestaron su desacuerdo con la línea intransigente decidida por Berlusconi y sus consejeros, los llamados halcones.

El vice primer ministro y ministro del Interior, Angelino Alfano, supuesto delfín de Berlusconi, se declaró contrario a esas posiciones extremas: "Si esos son los nuevos berlusconianos, yo seré berlusconiano de otra manera", comentó.

Otros dos ministros, Beatrice Lorenzin (Salud) y Gaetano Quagliariello (Reformas), consideran que Berlusconi está en manos de "malos consejeros" y temen que el partido del magnate sea identificado ahora como una fuerza de extrema derecha.

"Queremos a Belusconi pero no a sus malos consejeros", aseguró por su parte el ministro de Transporte, Maurizio Lupi.

PUBLICIDAD

Letta, que llegó a tildar la decisión de Berlusconi de "gesto loco e irresponsable dictado para proteger sus intereses personales", espera contar en el Parlamento con el apoyo de los sectores moderados.

Las divisiones internas dentro del Pueblo de la Libertad, la formación fundada y dirigida por Berlusconi, afloraron durante toda la jornada del lunes, con duras amenazas e indiscreciones,

No se descarta que una parte de las tropas de "Il Cavalieri" termine por abandonar a su líder histórico, quien cumplió el domingo 77 años, de los cuales veinte en la política.

Según el diario Il Corriere della Sera, el gobierno de Letta necesita 161 votos en el Senado para obtener la confianza, pero según los conteos tiene asegurado sólo unos 144.

Las negociaciones proseguían entre bambalinas para obtener el apoyo de varios tránsfugas y senadores vitalicios.

Sorprendido por la reacción "preocupada" de sus militantes, Berlusconi anunció vía internet que está dispuesto a votar la ley que impide el aumento del IVA y los presupuestos, votación que fue suspendida por la crisis política.

Un "gesto de voluntad", aseguró Berlusconi, ya que las medidas afectan directamente el bolsillo de los italianos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Primer ministro de Italia solicitará confianza al Parlamento tras enfrentamiento con Silvio Berlusconi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota