Mundo

Policía francesa busca más sospechosos tras la redada a grupo islamista

Actualizado el 08 de octubre de 2012 a las 12:00 am

El presunto líder de ese grupo, Jérémie Louis-Sidney, de 33 años de edad y convertido al islam, murió en la operación, tras recibir con el arma en la mano a los policías que iban a detenerlo en su vivienda de Estrasburgo.

Mundo

Policía francesa busca más sospechosos tras la redada a grupo islamista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Parte de las operaciones anti-terroristas que realizó la Policía francesa en Canes el sábado anterior. | AFP.
ampliar
Parte de las operaciones anti-terroristas que realizó la Policía francesa en Canes el sábado anterior. | AFP.

París (AFP). La Policía francesa buscaba hoy a otros sospechosos tras la detención de doce personas en una redada llevada a cabo el sábado contra un grupo islamista radical, presunto autor de un atentado y de otros proyectos de atentados antisemitas.

El ministro del Interior, Manuel Valls, anunció en declaraciones a la radio RTL que habrá "sin duda" nuevas detenciones.

Tras el anuncio de la detención de once personas el sábado en distintas ciudades de Francia, la mitad de ellas en Cannes (sur), fuentes judiciales precisaron el lunes que un duodécimo sospechoso fue detenido el sábado por la noche en Torcy (cerca de París).

El presunto líder de ese grupo, Jérémie Louis-Sidney, de 33 años de edad y convertido al islam, murió en la operación, tras recibir con el arma en la mano a los policías que iban a detenerlo en su vivienda de Estrasburgo (nordeste).

Su huellas ADN fueron encontradas en el seguro de una granada lanzada el 19 de septiembre contra una tienda de alimentos kosher de Sarcelles, en las afueras París, donde vive una importante comunidad judía.

La Policía trata de saber qué proyectos tenía el grupo, del que varios miembros vivían en Cannes.

Durante los registros, la Policía encontró 27.000 euros en efectivo, municiones y documentación con objetivos para futuros atentados, incluyendo una lista de asociaciones judías de la periferia de París.

También se encontraron cuatro testamentos, entre ellos el de Louis-Sidney, en los que se invoca a Alá y da a entender una voluntad de morir como mártir.

El perfil de los detenidos, en su mayoría nacidos en los años 1980 y 1990, indica que nacieron en Francia, varios de ellos se convirtieron al islam y algunos fueron condenados por delitos comunes antes de radicalizarse.

Es el caso de Louis-Sidney, condenado a dos años de prisión en 2008.

El ministro del interior habló de "terrorismo interno", insistió en el hecho de que se trata de franceses e hizo hincapié en el adoctrinamiento realizado en prisión, a través de internet o de los programas de televisión por satélite del mundo musulmán.

Valls estimó que hay en Francia "varias decenas, varios centenares de individuos capaces de organizarse" como el grupo de Cannes. Pero "son individuos muy móviles, que se sienten vigilados (...) y que utilizan poco sus teléfonos celulares", agregó.

PUBLICIDAD

Los policías insistieron durante el fin de semana en la determinación de los presuntos miembros de la célula desmantelada. El hombre detenido en Torcy tenía un arma lista para ser utilizada cuando fue detenido en una sala de oración.

Según una fuente cercana al caso, los primeros elementos de la investigación muestran que ese hombre se situaba "claramente en una perspectiva yihadista". Documentos encontrados en su casa atestiguan un "antisemitismo muy vivo", según las fuentes.

Seis meses después de la serie de asesinatos perpetrados por Mohamed Merah en la región de Toulouse (siete muertos, entre ellos cuatro judíos y de éstos tres niños pequeños), el caso suscita gran preocupación en la comunidad judía francesa .

El presidente François Hollande decidió el domingo reforzar la seguridad frente a los lugares frecuentados por la comunidad judía y reafirmó la "movilización total del Estado para luchar contra todas las amenazas terroristas".

El gobierno acaba de presentar un proyecto de ley que permitirá juzgar a los franceses que cometan actos de terrorismo en el extranjero o que viajen a países extranjeros para entrenarse para la yihad.

  • Comparta este artículo
Mundo

Policía francesa busca más sospechosos tras la redada a grupo islamista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota