Mundo

Política sobre indocumentados

Polémica en Francia tras deportar a niña gitana durante una excursión escolar

Actualizado el 16 de octubre de 2013 a las 08:22 am

Ministro de Educación, Vincent Peillon, exigió que "esa situación no vuelva a repetirse".

Mundo

Polémica en Francia tras deportar a niña gitana durante una excursión escolar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París

La expulsión a Kosovo de una familia de indocumentados gitanos generó críticas en Francia contra el ministro del Interior Manuel Valls.

El ministro del Interior francés, Manuel Valls (derecha) enfrenta críticas por política contra gitanos.
ampliar
El ministro del Interior francés, Manuel Valls (derecha) enfrenta críticas por política contra gitanos. (AFP)
El martes trascendió el arresto del pasado 9 de octubre y la posterior deportación de Leonarda Dibrani, una niña que residía en Levier, en el este de Francia, donde la menor vivía desde hacía casi cinco años.

La niña, junto a sus padres y sus cinco hermanos y hermanas, fue objeto de una orden de expulsión, y fue detenida por la policía en un autobús escolar.

Según los docentes de su colegio, fue el alcalde de ese pueblo de menos de 2.000 habitantes, Albert Jeannin, quien dio la orden al autobús de detenerse en un aparcamiento, donde agentes de policía detuvieron a la menor.

Los profesores donde estaba inscripta Leonarda y una de sus hermanas dijeron estar "profundamente consternados por los métodos utilizados para expulsar a niños de la colectividad gitana hacia países que desconocen y cuyo idioma no hablan".

Por su parte, el ministro del Interior se defendió al declarar que se había limitado a "aplicar con firmeza las medidas de expulsión velando escrupulosamente por el respeto del derecho de los extranjeros que son objeto de esas medidas".

Sin embargo, el martes, a medida de que aumentaban las críticas en filas de su propio partido, Manuel Valls lanzó una "investigación administrativa" sobre las "condiciones" de la expulsión de la adolescente kosovar de 15 años.

La situación provocó reacciones dentro del Partido Socialista y la Asamblea Nacional. Por su parte, el ministro de Educación, Vincent Peillon, exigió por su parte que "se convierta a la escuela en santuario" y que "esa situación no vuelva a repetirse".

El líder del Partido Socialista, Harlem Desir, exigió por su parte el regreso de la estudiante a su clase.

El más crítico fue el líder del Frente de Izquierdas, Jean-Luc Mélenchon, quien calificó de "inhumana " la política de Valls, el ministro mejor valorado del Gobierno por lo opinión pública y a quien había acusado con anterioridad de "cazar en terrenos de la extrema derecha ".

Mélenchon subrayó en un comunicado la aparente contradicción en la argumentación de Valls, quien señaló recientemente que los gitanos del este de Europa no tienen vocación de integrarse en la sociedad francesa y al mismo tiempo ordena a la policía que vaya a "perseguirles hasta las escuelas".

PUBLICIDAD

Poco después, ante la Asamblea Nacional, el primer ministro aseguró que si la investigación administrativa demuestra que no se respetaron los procedimientos en la detención, la menor regresará a Francia.

  • Comparta este artículo
Mundo

Polémica en Francia tras deportar a niña gitana durante una excursión escolar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota