Mundo

Papa Francisco canonizará el domingo a santas de Colombia y México

Actualizado el 10 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Las dos religiosas fueron fundadoras de órdenes religiosas y sus vidas constituyen un ejemplo para los católicos de América Latina

Mundo

Papa Francisco canonizará el domingo a santas de Colombia y México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La ceremonia solemne se celebrará en la plaza de San Pedro. | AFP.
ampliar
La ceremonia solemne se celebrará en la plaza de San Pedro. | AFP.

Ciudad del Vaticano (AFP). El papa argentino Francisco presidirá el domingo en la plaza de San Pedro la primera ceremonia de canonización de su pontificado, para declarar santas a dos religiosas latinoamericanas del siglo XX, la colombiana María Laura Montoya Upegui y la mexicana María Guadalupe García Zavala.

La ceremonia solemne se celebrará en la plaza de San Pedro y asistirán entre otros una nutrida delegación de Colombia, presidida por el presidente Juan Manuel Santos, quien rinde homenaje así a la primera santa de la historia de su país.

También será elevada a la gloria de los altares María Guadalupe García Zavala, la segunda santa de México, conocida como Madre Lupita.

Las dos religiosas fueron fundadoras de órdenes religiosas y sus vidas constituyen un ejemplo para los católicos de América Latina.

Miles de peregrinos, entre ellos numerosos latinoamericanos, llegaron a Roma para la canonización de las dos nuevas santas.

Madre Laura (1874-1949), fundadora de las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, era una maestra de escuela de figura robusta, defensora de los indígenas y mística que llegó a enfrentarse con el mismo demonio, según narra en su autobiografía.

El Vaticano reconoció oficialmente que intercedió en dos milagros:la curación de una mujer de 87 años enferma de cáncer de útero, y la sanación inexplicable hace ocho años del médico Carlos Restrepo, lo que allanó el camino para su canonización.

Madre Laura nació en la localidad colombiana de Jericó (Antioquia, noroeste) y murió el 21 de octubre de 1949 en Medellín, la capital de esa región.

La primera santa colombiana , declarada venerable en 1991 por Juan Pablo II, escribió más de siete libros y dedicó más de 5o años de su vida a ayudar a los colombianos que viven en la selva.

Fue una viajera incansable, una mujer valiente e intrépida para su tiempo, según su biografía oficial, tras recorrer las selvas de Colombia y expandir su comunidad religiosa hasta llegar a Venezuela y Ecuador , trabajando con los indios quichuas y poblaciones negras.

La enseñanza y el contacto con los más pobres la llevó a fundar en 1914 la congregación, que ahora está presente en 21 países de América Latina. Africa y Europa.

PUBLICIDAD

En 1939, el presidente Eduardo Santos, abuelo del actual presidente, la condecoró con la Cruz de Boyacá, la mayor distinción del país.

La futura santa mexicana, Madre Lupita, nacida en 1878 y fallecida en 1963, fundadora de la congregación de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres, también dedicó su vida a los pobres y enfermos.

La segunda santa mexicana, después de María de Jesus Sacamentado, le tocó vivir la persecución religiosa en México, durante la llamada "guerra cristera" en el siglo pasado, que comenzó en 1911, pero se intensificó entre 1926 y 1929.

Considerada una santa desde su muerte, fue beatificada en 2004, tras haberle atribuido dos milagros, entre ellos la curación inexplicable para la ciencia del mexicano Abraham Arceo Higaresa, quien sufría una pancreatitis muy grave.

Gracias a su labor, sobre todo en hospitales, y como protectora de religiosos perseguidos, la congregación Siervas se fue expandiendo y ahora cuenta con 22 fundaciones en México, Perú, Grecia e Italia.

México cuenta en total con 30 santos, de los cuales 25 son mártires.

El anuncio oficial de las canonizaciones pasó casi desapercibido para los católicos porque ocurrió el pasado 11 de febrero, cuando Benedicto XVI, de 85 años, pronunció en latín ante un grupo de cardenales reunidos en el Vaticano su inesperada renuncia al papado, un acontecimiento inédito en siete siglos de historia.

Curiosamente, la primera canonización del pontificado del primer pontífice de América Latina y primer jesuita, será para proclamar santas a dos religiosas de esa región, cuyo culto se extenderá así a todo el mundo.

El Papa argentino, que desde su elección en marzo rompe moldes, por su estilo directo y sencillo, es además un gran admirador de la figura femenina, al haber descubierto su fe justamente a través de su madre y su abuela, fervientes católicas.

Además de las dos religiosas latinoamericanas, el Papa elevará a "la gloria de los altares" al humilde sastre italiano Antonio Primaldo y sus 800 compañeros, martirizados por los musulmanes del Imperio Otomano durante su incursión en la pequeña ciudad italiana de Otranto, en la Apulia, el 29 de julio de 1480.

Cruelmente decapitados por defender su amor en Jesucristo, Benedicto XVI aprobó en diciembre del 2012 el decreto con el cual se les reconocía un milagro gracias a la intercesión de ese grupo de mártires.

PUBLICIDAD

Dos meses después de inaugurado el pontificado, Francisco celebra una de las ceremonias más imponentes y emblemáticas para la Iglesia.

No se sabe si el pontífice jesuita, que desea una iglesia de "los pobres para los pobres", seguirá el camino de uno de sus predecesores más populares, Juan Pablo II, considerado el mayor fabricante de santos de la historia de la Iglesia al haber canonizado a 482 personas en 27 años de papado.

Respetando en cambio su tradicional rigor, el papa emérito Benedicto XVI proclamó sólo a 44 nuevos santos en casi ocho años de reinado.

El camino para llegar a santo es largo y complejo y no se excluye que Francisco santifique este año al carismático beato polaco Juan Pablo II, después de que en sus funerales en 2005 una multitud reclamara que fuera proclamado "santo subdito", de inmediato.

  • Comparta este artículo
Mundo

Papa Francisco canonizará el domingo a santas de Colombia y México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota