Mundo

Oposición nacionalista se impone en elecciones con participación récord en India

Actualizado el 12 de mayo de 2014 a las 11:16 am

Cerca de 551 millones  de personas participaron en comicios legislativos

Mundo

Oposición nacionalista se impone en elecciones con participación récord en India

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la gráfica aparecen algunos de los votantes de la India minutos antes de emitir su voto en un colegio electoral durante la fase final de las elecciones generales. (AFP.)

Benares

La oposición nacionalista hindú de Narendra Modi se impuso en las elecciones legislativas en India, según los primeros sondeos a boca de urna, en unos comicios con una participación récord de 551 millones de personas.

La alianza liderada por Bharatiya Janata Party (BJP) podría obtener la mayoría absoluta en el Parlamento, muy por delante del partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi en el poder desde hace diez años, según las encuestas publicadas el lunes por la noche al cierre de las urnas.

No obstante, las encuestas están consideradas con frecuencia muy poco fiables en virtud del tamaño y la gran variedad del país, que cuenta con 814 millones de votantes potenciales, el cuerpo electoral más grande del mundo hasta el momento.

Los resultados oficiales serán proclamados el viernes.

El primer sondeo nacional de boca de urna, realizado por CVoter, confiere al BJP y a sus aliados la mayoría absoluta, y CNN-IBN y Headlines Today Channels dan al Partido del Congreso como perdedor en varios estados de país.

Los sondeos previos daban al Partido del Congreso (de la dinastía Gandhi) como gran perdedor tras diez años en el poder. La formación política de Rahul Gandhi se ha visto perjudicada por la desaceleración del crecimiento económico, casos de corrupción y una inflación galopante.

Por otra parte, la Comisión Electoral anunció que 551 millones de personas participaron en este maratón electoral de cinco semanas, es decir 130 millones más que en 2009, para una tasa de participación récord de 66,38%. Esta cifra podría aumentar ligeramente debido al voto por correspondencia.

Las elecciones terminaron el lunes con un espectacular duelo en la ciudad sagrada de Benarés, donde Narendra Modi espera una victoria simbólica en su lucha por el poder a nivel nacional.

El dirigente del BJP se oponía al nuevo campeón de la lucha contra la corrupción, Arvind Kejriwal, en esta ciudad sagrada hindú, en una votación que clausura las mayores elecciones organizadas en la historia.

El candidato del BJP estuvo omnipresente a lo largo de la campaña, multiplicando los mítines en todo el país. Su campaña se centró en el balance económico del estado de Gujarat, que dirige desde 2001 y en promesas de inversión y creación de empleo.

Sin embargo, Modi divide a la población india desde las sangrientas manifestaciones de Gujarat en 2002. Una parte de la población le reprocha la falta de reacción de la policía en estas manifestaciones que dejaron más de 1.000 muertos, principalmente musulmanes.

Su principal adversario en Benarés, Arvind Kejriwal, líder del partido Aam Aadmi (Partido del Hombre Común) dijo el lunes que sentía una ola de entusiasmo por su candidatura: "La situación está cambiando desde hace tres días y todo el mundo dice que Modi va a perder".

Rahul Gandhi, que condujo la campaña del Partido del Congreso, considerada por muchos como demasiado lisa, desmintió el sábado que su partido haya reconocido la derrota con antelación.

"Confío en la voluntad de los electores de brindarnos un nuevo mandato para formar un gobierno de unión, que favorezca la equidad y la integración social", declaró al diario Hindustan. "El Congreso comprende las necesidades de la gente, particularmente las de los pobres y los más desfavorecidos", añadió.

La elección que duró cinco semanas dio lugar a una lucha llena de invectivas. En sus discursos, Modi atacó personalmente a Rahul Gandhi, a su hermana Priyanka y a su madre Sonia, presidenta del partido.

Hijo de un vendedor de té, Modi, de 63 años, se burló en varias ocasiones de Rahul, de 43 años, cuya falta de entusiasmo a la hora de asumir la herencia política de la dinastía Nehru-Gandhi le valió el apodo de "príncipe reticente".

La familia Gandhi y los líderes del Congreso replicaron acusando al líder del BJP de encarnar la división y de despreciar a la minoría musulmana del país (150 millones de musulmanes).

  • Comparta este artículo
Mundo

Oposición nacionalista se impone en elecciones con participación récord en India

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota