| Partidos retoman negociaciones

Obama detuvo vacaciones en pos de salida a ‘abismo fiscal’

Político deja Hawái por Washington con tal de lograr acuerdo en déficit fiscal

Partidos siguen sin acuerdo sobre alza de impuestos familias más ricas de EE. UU.

Últimas noticias

Washington. EFE. El presidente de EE. UU., Barack Obama, interrumpirá sus vacaciones familiares en Hawái y regresará a Washington esta semana en busca de cerrar un acuerdo con los congresistas republicanos que evite el “abismo fiscal” que entrará en vigor en enero.

El retorno de Obama a Washington puede producirse “hoy”, indicó ayer a The New York Times una fuente de la Casa Blanca.

Mientras, la cadena Fox News, señala que el presidente tenía previsto dejar Hawái a última hora de ayer. El político llegó allí el viernes y planeaba volver en enero.

El regreso anticipado ya se preveía dado que apenas queda una semana para lograr un acuerdo que evite la combinación de recortes del gasto y aumentos de impuestos conocida como “abismo fiscal” y que entraría en vigor en enero.

Asesores de la Casa Blanca y legisladores demócratas están trabajando en nueva propuesta contra el “abismo fiscal” para presentarla en el Senado, que tiene programada una sesión para hoy, según informó la cadena CNN.

Se trata de presentar un plan el cual pueda ser aprobado fácilmente en el Senado con el apoyo de los republicanos para presionar a continuación a la Cámara de Representantes, controlada por conservadores, a sumarse también a él.

Durante estos cuatro días de vacaciones navideñas no ha habido conversaciones entre los negociadores demócratas y republicanos.

Obama ya ha hecho diversas concesiones, como él mismo recordó la semana pasada, al subir de $250.000 a $400.000 anuales el umbral de los hogares que, insiste, deben pagar más impuestos para que aumenten los ingresos del Estado.

Mientras, el llamado “plan B” presentado por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, fracasó al no conseguir apoyos suficientes dentro de su propio partido.

La propuesta de Boehner contemplaba la subida de impuestos para aquellos hogares con ingresos anuales de más de un millón de dólares, pero se topó con el rechazo enérgico de congresistas, en su mayoría del movimiento ultraconservador del Tea Party, que se oponen radicalmente al aumento de cargas fiscales a los ciudadanos.

Si no es posible cerrar un acuerdo global antes del 31 de diciembre, la Casa Blanca está dispuesta a aceptar, al menos, un consenso que garantice que los impuestos no subirán para los hogares con ingresos inferiores a los $400.000 anuales.

Eso implicaría postergar la negociación sobre los recortes de gasto y la subida de impuestos a los ciudadanos más ricos, y prolongar una duda que está impactando negativamente en los mercados.

Las ofertas que han hecho hasta ahora Obama y Boehner parecen coincidir en un ahorro de en torno a los dos billones de dólares en la próxima década.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Obama detuvo vacaciones en pos de salida a ‘abismo fiscal’