Mundo

Misiones humanitarias de la ONU, en Gaza y Uganda, peligran por falta de recursos

Actualizado el 27 de enero de 2015 a las 11:06 am

En Palestina, se suspendió la construcción de casas, mientras que en Uganda se redujeron las raciones de comida

Mundo

Misiones humanitarias de la ONU, en Gaza y Uganda, peligran por falta de recursos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Niños palestinos juegan en medio de los escombros de casas y edificios destruidos en el barrio Shejaiya
ampliar
Niños palestinos juegan en medio de los escombros de casas y edificios destruidos en el barrio Shejaiya

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) está enfrentado dificultades para impulsar sus misiones humanitarias en Gaza y Uganda por falta de recursos.

En Palestina, la ONU suspendió su ayuda a decenas de ciudadanos para restaurar sus casas o pagar el alquiler después de la guerra con Israel, alegando que los donantes habían incumplido sus compromisos financieros.

"En octubre se prometieron $5.400 millones en la conferencia de El Cairo" para la reconstrucción del territorio después de la guerra de julio y agosto de 2014, pero "por llamarlo de alguna manera, ninguna de esta ayuda llegó a Gaza. Es doloroso e inaceptable", afirmó en un comunicado Robert Turner, director en Gaza de la agencia para los refugiados palestinos (Unrwa).

Más de 96.000 casas sufrieron destrozos o fueron destruidas durante la guerra entre tropas israelíes y combatientes palestinos, recuerda la Unrwa. Hacen falta $720 millones para responder a las necesidades, dijo, y añadió que por ahora solo había recibido "135 millones".

En Uganda, por su parte, el Programa Mundial de Alimentos  (PMA) de Naciones Unidas se ha visto obligado a reducir las raciones de comida de unos 150.000 refugiados.

Las raciones se han tenido que recortar un 50% porque el PMA ha sido incapaz de lograr los $30 millones de dólares necesarios para garantizar sus operaciones en Uganda durante los próximos seis meses.

Los más afectados serán los refugiados que llegaron a Uganda antes de julio de 2013, ya que la nueva medida no afecta a los 138.000 refugiados que entraron en el país en los últimos meses procedentes de Sudán del Sur ni a las personas que están en mayor riesgo.

Si no se consiguen los fondos necesarios, la agencia de la ONU calcula que la reducción de las raciones durará al menos medio año y, a larga, también acabará afectando a los refugiados recién llegados.

  • Comparta este artículo
Mundo

Misiones humanitarias de la ONU, en Gaza y Uganda, peligran por falta de recursos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota