Mundo

Nueva ola de protestas en Brasil deja sin autobuses a siete capitales

Actualizado el 30 de agosto de 2013 a las 08:50 am

Sindicatos solicitan mejores condiciones laborales y exigen mayores inversiones públicas en educación, salud y transporte

Mundo

Nueva ola de protestas en Brasil deja sin autobuses a siete capitales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva jornada de protestas toman las calles de Brasil.
ampliar
Nueva jornada de protestas toman las calles de Brasil. (AFP)
Una nueva jornada de protestas promovida en Brasil por las centrales sindicales para reivindicar mejoras en las condiciones de trabajo dejó este viernes temporalmente sin autobuses públicos a por lo menos siete ciudades capitales y bloqueó importantes carreteras, informaron fuentes sindicales.

Río de Janeiro

El llamado "Día Nacional de Manifestación y Lucha" es una continuación de la jornada de protestas organizada por las mismas centrales sindicales el 11 de julio, cuando se registraron marchas de protesta y diferentes actos, pero no paralizaciones de empresas.

La nueva jornada de protestas fue convocada por la Central Única de los Trabajadores (CUT, oficialista) y por la Fuerza Sindical (opositora) , las dos mayores centrales obreras del país, y recibió el respaldo de la Central General de los Trabajadores Brasileños (CGTB) , la Nueva Central y Conlutas.

A diferencia de las protestas por mejores servicios públicos y contra la corrupción que sacudieron a Brasil en junio pasado y que movilizaron a millones de personas en cerca de un centenar de ciudades, las manifestaciones sindicales tiene una pauta específica.

Las principales demandas de los sindicatos son la reducción de la jornada de trabajo hasta 40 horas semanales, la modificación de una ley que reduce las pensiones de quienes se jubilan prematuramente y la petición para que se archive un proyecto de ley que permite a las empresas ampliar el número de trabajadores tercerizados.

Algunos sindicatos también reivindican medidas para reducir la inflación, que consideran como la principal preocupación de los trabajadores actualmente, y exigen mayores inversiones públicas en educación, salud y transporte.

La jornada de luchas, sin embargo, divide a los propios sindicalistas entre los que piden apoyar a la presidenta Dilma Rousseff y los que acusan al Gobierno de no atender las reivindicaciones de los trabajadores.

La nueva jornada de protestas comenzó este viernes con la paralización de los autobuses públicos en al menos siete capitales, aunque el servicio se fue normalizado en la mayoría de esas ciudades a lo largo de la mañana.

Igualmente fueron registrados bloqueos de importantes vías en los estados de Bahía, Ceará y Maranhao, y el cierre de carreteras en los estados de Sao Paulo y Minas Gerais.

PUBLICIDAD

Diferentes grupos de manifestantes, en su mayoría empleados de fabricantes de automóviles, bloquearon los accesos al litoral de Sao Paulo, incluyendo el estratégico puerto de Santos, así como la vía entre Belo Horizonte y Betim, ciudad en la que está la principal planta de Fiat en el país.

Los bancos de varias ciudades abrieron sus puertas con al menos una hora de atraso debido a la adhesión de los empleados del sector financiero a la movilización.

La Fuerza Sindical tiene previstos para este viernes actos en 23 de los 27 estados de Brasil, los principales de los cuales una concentración de trabajadores en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad del país, y una manifestación en la tarde en el centro de Río de Janeiro.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nueva ola de protestas en Brasil deja sin autobuses a siete capitales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota