Mundo

Tras décadas de crecimiento desenfrenado

Nueva clase media en China busca una mejor calidad de vida

Actualizado el 31 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Contaminación, seguridad alimentaria y educación son desafíos para líderes

Cerca del 10% de la población de país es de clase media; podría subir al 40% en 2020

Mundo

Nueva clase media en China busca una mejor calidad de vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pekín.AFP. Con dos vehículos, vacaciones en el extranjero y una empleada doméstica, la familia de Li Na, residente en Pekín, representa a la nueva clase media china que ahora reclama mejoras en materia de educación, calidad de los alimentos y contaminación ambiental, en un país que desde hace tres décadas buscó, ante todo, el crecimiento desenfrenado.

Li Na, de 42 años, proveedora del zoológico de la capital, casada con Chi Shubo, de 48, empleado en una empresa estatal de inversiones, ha asistido a la vertiginosa transformación de su vida desde que llegó a Pekín hace 20 años procedente de Shandong, provincia costera.

Entonces pedaleaba durante horas desde un dormitorio compartido para visitar a su marido en su lugar de trabajo. Ahora se traslada en un vehículo de marca estadounidense y se van de vacaciones con su hija, de 11 años, a Japón, Corea del Sur o Estados Unidos.

Decenas de millones de otros compatriotas han experimentado una transformación similar. Cerca del 10% de los 1.350 millones de chinos integran la clase media y esa franja social podría llegar a un 40% en el 2020, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Insatisfechos. Pero sus preocupaciones sobre la contaminación del aire, la seguridad alimentaria y el sistema educativo muestran los desafíos que aguardan a los nuevos líderes, que han prometido cambiar el modelo actual –el de crecimiento a cualquier precio–.

“La gente corriente está perdiendo la fe en el gobierno porque los problemas se han ido acumulando durante mucho tiempo”.

El apartamento familiar, de cuatro habitaciones en un suburbio de Pekín, ha sido su compra más importante. “Hemos luchado la mitad de nuestras vidas para conseguirlo”, expresa Li.

Con el desarrollo, han venido problemas adicionales, como la alta contaminación, que ha obligado a la hija de la pareja, Nancy, a aprender el concepto, el PM 2.5, nombre que se le da a las partículas invisibles que pueden dañar los pulmones de los niños. “Mi madre me obliga a ponerme una mascarilla cada día de enero y febrero porque el PM 2.5 es muy malo”, dice.

La familia se ha beneficiado de décadas de un rápido crecimiento económico, pero Li Na espera más del nuevo equipo dirigente de China , que asumió el poder en marzo anterior.

PUBLICIDAD

A la hora del almuerzo, la familia se reúne en el restaurante de una cadena para deglutir platos de cerdo estofado, tofu picante y pasteles rellenos con pasta de frijoles.

“No creo que su principal objetivo deba ser mejorar la economía (...), sino mejorar la calidad de vida”, advierte Li Na.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nueva clase media en China busca una mejor calidad de vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota