Mundo

Ejército desplegó tanques en las calles de El Cairo

Mursi ofrece diálogo a oposición egipcia, que sigue protestando

Actualizado el 07 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Presidente no está dispuesto a ceder en convocatoria a consulta sobre Carta

Turba quema sede principal del partido al cual pertenece el jefe de Estado

Mundo

Mursi ofrece diálogo a oposición egipcia, que sigue protestando

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Cairo. AFP. El presidente egipcio, Mohamed Mursi, se mostró firme sobre sus prerrogativas y el proyecto de Constitución que divide al país, e invitó a la oposición al diálogo en un discurso por televisión a la nación tras enfrentamientos sangrientos entre partidarios y opositores.

Poco después del discurso del presidente islamista, estallaron violentos combates cerca de las oficinas de los Hermanos Musulmanes en El Cairo entre manifestantes y las fuerzas del orden, que usaron gases lacrimógenos.

Los opositores al mandatario prendieron fuego a la sede principal de los Hermanos Musulmanes el jueves en la capital, luego de tomar por asalto el lugar, declaró un portavoz de ese movimiento.

Un responsable de la seguridad dijo que el incendio era limitado y que la Policía había rechazado a los manifestantes.

Diálogo sin marcha atrás. Aunque invitó a los opositores a dialogar, el presidente fue claro en que no cederá en su decisión de llamar a un referendo constitucional , que sus adversarios rechazan.

Agregó que las discusiones deberían girar en torno a la elaboración de una ley electoral y la agenda por cumplir después de esa consulta popular.

En su discurso de tono ofensivo, Mursi aseguró que el referendo sobre el proyecto de Carta Magna –que divide al país– se llevará a cabo, como está previsto, el 15 de diciembre y que luego el pueblo debe “seguir su voluntad”.

Al denunciar una deriva dictatorial, la oposición reclama la retirada de un decreto del 22 de noviembre en que el presidente amplió sus poderes, así como el abandono de la consulta sobre el texto de Constitución, que, según la oposición, ofrece pocas garantías para las libertades de expresión y de religión.

Anoche, Mursi se mostró dispuesto a renunciar al artículo 6 del decreto, que posibilita al presidente “tomar todas las medidas necesarias para proteger al país y los objetivos de la revolución”, pero no dijo nada sobre el artículo que pone sus decisiones al abrigo de cualquier recurso ante la Justicia.

Exhibición de fuerza. El Ejército desplegó tanques y estableció un perímetro con alambradas de seguridad alrededor de la presidencia, después de los choques entre partidarios y adversarios del presidente que causaron, según las autoridades, siete muertos y centenares de heridos en la noche del miércoles.

PUBLICIDAD

La guardia republicana, unidad del Ejército encargada de proteger a la presidencia, “decidió desalojar el perímetro que rodea al palacio presidencial a las 15:00 locales (7 a. m. en Costa Rica) y prohibirá las manifestaciones en los alrededores”, según un comunicado publicado por la presidencia.

Después del ultimátum del Ejército, muchos manifestantes empezaron a recoger sus pertenencias para irse. Gran cantidad de islamistas habían dormido en el lugar en tiendas de campaña o envueltos en mantas.

En la tarde, el Ejército instaló vallas de alambre de púas a 150 metros del palacio presidencial, después de haber ordenado a los manifestantes que abandonaran el lugar.

Los partidarios del presidente islamista se fueron luego, pero varios miles de militantes de oposición se congregaron de nuevo en una plaza a unos 300 metros del palacio, gritando “el pueblo quiere la caída del régimen”, como durante la revuelta que depuso a Hosni Mubárak el año pasado.

  • Comparta este artículo
Mundo

Mursi ofrece diálogo a oposición egipcia, que sigue protestando

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota