Mundo

51 fallecidos en Oklahoma, EE. UU.

Muertes y desolación tras el paso de tornado en Oklahoma

Actualizado el 21 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Vientos de 320 km/h destruyeron barrios enteros y arrasaron escuela

El fenómeno alcanzó la segunda categoría más alta en la escala Fujita

Mundo

Muertes y desolación tras el paso de tornado en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Moore, Oklahoma, EE. UU. Un poderoso tornado de más de 800 metros de ancho con vientos de hasta 320 km/h dejó al menos 51 muertos al cruzar ayer por los suburbios de Oklahoma City, dejando en ruinas vecindarios enteros y golpeando directamente una escuela primaria. Varios niños fallecieron, dijeron autoridades.

La portavoz de la oficina del médico legal del estado, Amy Elliot, dijo que era previsible que la cifra de víctimas aumentara. Elliot desconocía cuántos de los muertos eran niños.

Empleados en dos hospitales expresaron que atendían a por lo menos 120 personas, incluyendo más de 70 menores. Algunos estaban en condición crítica.

“Los corazones están destrozados”, declaró en conferencia de prensa la gobernadora, Mary Fallin , en referencia a los padres que buscaban a sus hijos.

Paso demoledor. La inusual ferocidad de la tormenta –menos de 1% de los tornados alcanzan esta velocidad en sus vientos– destruyó decenas de inmuebles en Moore, al sur de la ciudad.

Calle tras calle de la comunidad estaba en ruinas, con montones de escombros acumulados donde antes había viviendas. Había automóviles y camiones abollados.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un comunicado en el cual indicó que el tornado fue de categoría EF-4 en la escala Fujita , el segundo tipo más poderoso.

En un video de la tormenta , se podía observar el oscuro embudo de nubes avanzando lentamente por el verde paisaje. Mientras el remolino recorría la comunidad , dispersaba por todas las calles trozos de madera, material aislante, toldos, tejas y cristales.

Voluntarios y socorristas se apresuraron a peinar los escombros y fierros retorcidos en busca de supervivientes.

En la escuela primaria Plaza Towers, la tormenta arrancó el techo, derribó paredes y convirtió el jardín de juegos en una masa de plástico y metal retorcidos.

Varios niños fueron salvados con vida de entre los escombros.

James Rushing, quien vive frente a la escuela, escuchó las noticias de un tornado aproximándose y corrió al colegio, donde estaba su hijo de 5 años, Aiden. Rushing creyó que estaría más seguro ahí.

“Unos dos minutos después llegué ahí y la escuela comenzó a desbaratarse”, relató.

Los estudiantes se refugiaron en el cuarto de sanitarios.

PUBLICIDAD

Imágenes de televisión mostraron hogares y edificios reducidos a escombros en Moore. También expusieron vehículos bloqueando carreteras en el sur y suroeste de la capital del estado.

El capitán de la Policía de Oklahoma City, Dexter Nelson, indicó que el tendido eléctrico en el suelo y gasoductos abiertos representaban una amenaza luego del paso del tornado.

Moore fue afectado por un tornado del 3 de mayo de 1999. Trajo el viento más fuerte que se haya registrado en la superficie del planeta: 486 kilómetros por hora.

  • Comparta este artículo
Mundo

Muertes y desolación tras el paso de tornado en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota