Mundo

Muere László Csatáry, presunto criminal de guerra nazi

Actualizado el 12 de agosto de 2013 a las 11:05 am

Falleció este sábado en Hungría a los 98 años de edad, antes de rendir cuentas por la deportación de unos 12.000 judíos en la Segunda Guerra Mundial.

Mundo

Muere László Csatáry, presunto criminal de guerra nazi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Budapest

László Csatáry, que hasta su detención el año pasado era el presunto criminal de guerra nazi más buscado, murió el sábado en Budapest a los 98 años, antes de rendir cuentas por la deportación de unos 12.000 judíos en la Segunda Guerra Mundial.

Hasta su detención en el verano de 2012 y su arresto domiciliario, ocupó el primer lugar en la lista de los criminales de guerra del Centro Simon Wiesenthal (CSW) , que le acusó de crímenes contra la humanidad como colaborador activo en la deportación de judíos húngaros en 1944.

En la fotografía, tomada el 18 de julio de 2012, muestra cómo el presunto criminal de guerra húngaro László Csatáry abandona la Fiscalía de Budapest (Hungría), tras ser interrogado por crímenes perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial.
ampliar
En la fotografía, tomada el 18 de julio de 2012, muestra cómo el presunto criminal de guerra húngaro László Csatáry abandona la Fiscalía de Budapest (Hungría), tras ser interrogado por crímenes perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial. (EFE)
Efraim Zuroff, director del CSW, aseguró hoy estar "profundamente desilusionado" por la muerte de Csatáry, ya que así "se salvó de la justicia" por los juicios pendientes en Hungría y Eslovaquia.

Nacido el 4 de marzo de 1915 en Mány (al oeste de Budapest), Csatáry sirvió al comenzar la Segunda Guerra Mundial como oficial de la Policía Real de Hungría.

Aunque se sabe poco de su vida, según informaciones de la Fiscalía General húngara en 1942 las autoridades trasladaron a Csatáry a la actual Kosice (Eslovaquia), que en aquel entonces pertenecía a Hungría.

Entre mayo y junio de 1944, después de la invasión nazi de Hungría y poco antes del golpe de estado filonazi, Csatáry "participó activamente" en la deportación de más de 12.000 judíos húngaros a campos de concentración como Auschwitz.

Conocido por su crueldad, en el campamento de internamiento de Kosice Csatáry "azotaba (a los judíos) con un látigo sin razones especiales y sin considerar el sexo, la edad o la salud de las personas agredidas" , señaló la Fiscalía húngara.

También se le responsabilizó de la detención arbitraria en enero de 1945 de un joven de 17 años que posteriormente fue deportado a un campo de concentración no especificado.

Después de la Segunda Guerra Mundial, en 1948 le condenaron a muerte por crímenes de guerra en la misma ciudad de Kosice, en su ausencia.

El oficial no esperó la sentencia y huyó con documentos falsificados a Canadá, donde ocultó su "pasado" y consiguió en 1955 la ciudadanía canadiense, después de inventarse una nueva identidad al presentar un pasaporte yugoslavo.

Csatáry vivió en Canadá hasta 1997, cuando las autoridades locales descubrieron que había mentido no solo sobre su identidad, sino sobre su colaboración con las fuerzas nazis, por lo que le quitaron la ciudadanía.

PUBLICIDAD

Ese mismo año volvió a Hungría y se instaló con su identidad original en Budapest, donde vivió sin que nadie le pidiera cuentas sobre sus acciones.En abril de 2012 el CSW puso a Csatáry en el primer lugar de su lista de presuntos criminales de guerra más buscados.

Pocos meses después, en junio de 2012 el tabloide británico " The Sun " publicó fotos de Csatáry en su domicilio, lo que aceleró el proceso, ya que días después las autoridades húngaras le detuvieron y le pusieron en arresto domiciliario.

Ahora, en su comunicado de hoy, Zuroff expresó sus dudas sobre si las autoridades húngaras están realmente comprometidas con el castigo a los involucrados en el Holocausto, ya que Csatáry " vivió durante tan largo tiempo tranquilamente en la capital húngara".

Sea como fuere, después de meses de investigación, la Fiscalía de Hungría presentó en junio de 2013 los cargos contra Csatáry y se esperaba que su juicio se iniciara en otoño de este año.

El acusado negó sistemáticamente todo lo que se le imputaba, argumentando que se trataba de una equivocación y que su nombre coincidía con el de otra persona o que solo colaboró con los alemanes como intérprete.

En enero pasado, el Tribunal Regional de Kosice conmutó la sentencia de pena de muerte dictada en 1948 por otra de cadena perpetua, mientras que se esperaba que Csatáry volvería a enfrentar otro juicio más en Eslovaquia en septiembre.

El anciano fue hospitalizado varias veces en los últimos meses, cuando además, según la prensa, lo reconocían en la calle y le interrogaban sobre su pasado.

Csatáry se convirtió en un " héroe " para la extrema derecha, que en internet le llamaba "Tío Csatáry" y sostenía que las acusaciones contra él eran falsas.

Murió el sábado 10 de agosto en un hospital de Budapest, donde se encontraba internado por una neumonía.

  • Comparta este artículo
Mundo

Muere László Csatáry, presunto criminal de guerra nazi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota