Mundo

Motín policial y llegada de marcha indígena: situación de riesgo en La Paz

Actualizado el 25 de junio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Motín policial y llegada de marcha indígena: situación de riesgo en La Paz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Paz (AFP). Un motín policial que en los últimos cinco días se extendió a toda Bolivia, con epicentro en La Paz y adónde llegará una marcha de indígenas que protestan contra un proyecto vial a través de la Amazonia, creó una situación peligrosa en la sede del gobierno boliviano.

Unos mil indígenas, que subieron durante dos meses de caminata desde las tierras bajas y calientes hasta los 3.600 metros de altitud de la fría La Paz para oponerse a una carretera en la Amazonia en que está empeñado el presidente Morales, deben llegar el martes o miércoles a una ciudad convulsionada por la huelga policial.

Los caminantes anunciaron que la columna va a irse directamente a plaza Murillo (la plaza de Armas frente al palacio presidencial). “Ahí se verá si se queda (para instalar una vigilia), pero esa es la intención", según Benigno Noza, uno de los dirigentes de la marcha indígena.

Plaza Murillo es el símbolo del poder en Bolivia y momentáneamente está ocupada por cientos de policías rebeldes que además de reivindicar asuntos salariales, aparentemente traslucen un malestar de fondo de las cúpulas policiales respecto de su nuevo comandante.

Ambos conflictos, indígena y policial tienen, según el gobierno, origen político.

"Lo que está aquí pasando es que ya se están sobreponiendo intereses políticos, ya no estamos ante temas laborales y salariales, sino ante temas de carácter político y conspirativo, en la fase inicial de un apresto golpista con muertos en la ciudadanía", reclamó hoy lunes el vicepresidente Álvaro García.

“Ante el inminente ingreso de los marchistas indígenas a La Paz y si se fusionan con la policía nos permitirá ver que tienen algo en común: la desestabilización”, estimó Roberto Coarite, líder de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos. "Creo que quieren sembrar caos y anarquía y crear un ambiente para golpe".

A contramano, el ex defensor del pueblo, Waldo Albarracín, consideró que las demandas de los indígenas y de la policía no están entrelazadas, “no están concatenadas". “Puedo garantizar que acá no hay ninguna situación que ponga en riesgo la estabilidad del gobierno legalmente constituido”, dijo Albarracín.

PUBLICIDAD

La hipótesis del golpe de Estado, esgrimida recientemente por el presidente Morales, fue también desvirtuada por el analista independiente Marcelo Varnoux, presidente de la Asociación Boliviana de Ciencia Política.

"No creo que detrás de esto estén grupos políticos ni la embajada norteamericana ni oscuros y siniestros intereses de la derecha. Detrás de este conflicto está la incapacidad del gobierno", manifestó. “Lo que me preocupa es qué es lo que va a ocurrir luego, con este tipo de policía en la que no hay respeto a una cadena de mando, ni siquiera en las bases que están sublevadas, puesto que tienen varios dirigentes y portavoces”.

Según Varnoux muchos de los jefes policiales que se han resistido al nuevo comandante de la policía están alentando las protestas.

Morales designó en mayo al coronel Víctor Maldonado como comandante de la policía, sin que este haya sido formado en la Academia de Policías, sino que fue asimilado a principios de la década del 80 a la institución, de la extinta Dirección de Investigación Nacional (DIN), una institución civil-policial.

"Quienes están alentando a que esto (el conflicto) se profundice son los jefes y oficiales de carrera y el gobierno debería identificarlos", señaló Varnoux.

El clima de animosidad de la policía contra Morales no es nuevo, dado que su gobierno restó a los uniformados importantes ingresos al retirarles en el pasado la responsabilidad de entregar cédulas de identidad y licencias de conducir, claves en la cadena de corrupción de la institución según las autoridades.

  • Comparta este artículo
Mundo

Motín policial y llegada de marcha indígena: situación de riesgo en La Paz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota