Miles de campesinos alzan la voz en Colombia por ayuda económica

El paro en el que participan productores de papa, arroz, algodón, leche, café y otros rubros se ha declarado indefinido y sus líderes plantean una mesa de diálogo con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos

Las protestas se desarrollan principalmente en las carreteras donde los manifestantes han bloqueado el paso de personas y vehículos, a pesar del despliegue de más de 12.000 policías en las vías para mantener el orden.
Las protestas se desarrollan principalmente en las carreteras donde los manifestantes han bloqueado el paso de personas y vehículos, a pesar del despliegue de más de 12.000 policías en las vías para mantener el orden. (AP) ampliar

Últimas noticias

Bogotá

Miles de campesinos colombianos iniciaron una protesta el lunes en demanda de auxilios económicos y de mayor acceso a la propiedad de la tierra, con saldo de varios heridos y detenidos, reportaron las autoridades y líderes del movimiento.

"Participan entre 150.000 y 200.000 campesinos en todo el país. Hay marchas y taponamientos (bloqueos de vías)", dijo Eberto Díaz, vocero de la Mesa Nacional de Interlocución Agraria, que organiza la protesta.

"También se van a unir camioneros y mineros. Seguramente mañana (martes) se irán sumando más personas", añadió.

Dos menores resultaron heridos de bala en un incidente con militares entre las localidades de Buga y Tuluá (suroeste), denunció la secretaria de Derechos Humanos de la Federación Sindical Agropecuaria (Fensuagro), Haydé Moreno.

Por su parte, el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, señaló que 22 manifestantes fueron detenidos por cortar rutas y atacar vehículos. Dos capturas ocurrieron en Tunja (centro) y las demás entre Buga y Tuluá.

Asimismo, en el municipio de Segovia (noroeste), donde mineros informales protestan desde hace un mes exigiendo su regularización, cinco policías y un civil resultaron heridos cuando desconocidos atacaron una estación policial, según el secretario de gobierno del departamento de Antioquia, Santiago Londoño.

El paro en el que participan productores de papa, arroz, algodón, leche, café y otros rubros se ha declarado indefinido y sus líderes plantean una mesa de diálogo con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien destacó que su gobierno ha entregado 326 millones de dólares en ayuda a caficultores.

La protesta fue respaldada este lunes por la guerrilla de las FARC, que inició en La Habana un nuevo ciclo de conversaciones de paz con el gobierno colombiano.

Las FARC pidieron no criminalizar las manifestaciones y derogar un tratado de libre comercio con Estados Unidos, vigente desde el año pasado.

"Tampoco debe el gobierno fabricar y señalar responsables de manera acomodaticia, mencionando nombres o inculpando a organizaciones y personas que surgen de su imaginación, como agentes provocadores del desorden", dijo Iván Márquez, jefe de la delegación guerrillera.

La Policía reportó 11 bloqueos, una veintena de concentraciones y cuatro marchas en las que participan unas 15.000 personas.

Esa institución desplegó 13 aeronaves para monitorear las manifestaciones y 56 grúas para retirar obstáculos.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, pidió que la protesta sea pacífica. "Hay que evitar la infiltración de los violentos. No vamos a aceptar la anarquía", advirtió.

Sobre la alerta de sectores políticos de que las FARC puedan infiltrar las concentraciones, Luis Eduardo Celis, experto en el conflicto armado colombiano, consideró que "ha sido una tradición en Colombia asociar la protesta con las guerrillas".

"Es cierto que las guerrillas han apoyado históricamente las protestas. Pero tampoco se puede decir que mandan a los campesinos a salir a las carreteras. En el fondo hay un malestar social y ese es un tema que debe resolver esta sociedad", dijo Celis.

De acuerdo con los organizadores, las concentraciones más importantes se registran en los departamentos de Putumayo, Nariño, Cauca, Valle y Caquetá, regiones del sur donde las FARC tienen su mayor fortaleza.

También hay manifestaciones en Sucre (norte), donde los campesinos marchan hacia la ciudad de Sicelejo, y en Boyacá.

"Vamos midiendo fuerzas. Dependiendo de cuántos campesinos se sumen y en la medida en que el gobierno nos dé respuesta de instalar la mesa de diálogo iremos evaluando la protesta", explicó Díaz.

El ministro del Interior anunció que a partir del martes recibirá a grupos de indígenas y algunos campesinos.

"Vamos a demostrar que mientras algunos están en la protesta, nosotros estamos con las vías del diálogo totalmente abiertas", dijo.

El 8 de agosto, la Mesa de interlocución agraria presentó al gobierno un pliego de peticiones que, según Díaz, no ha recibido respuesta y que incluye el establecimiento de precios de sustentación para ciertos productos y la rebaja de los insumos agrícolas.

Además, los pequeños agricultores buscan garantías para el acceso a la propiedad de la tierra, la constitución de zonas de reserva campesinas, una política favorable a los mineros artesanales y mejoras sociales en las zonas agrícolas, especialmente en cuanto a salud y acceso al agua potable.

Las zonas de reserva campesina son una figura legal creada en 1994 que concede cierta autonomía, para preservar en algunos territorios la pequeña propiedad de la tierra. Su constitución también era una de las exigencias de los campesinos que hasta hace un par de semanas protestaban en el Catatumbo (noreste) y que actualmente negocian con el gobierno.

Además, estas reivindicaciones han sido tema de discusión en la mesa de negociaciones en La Habana.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Miles de campesinos alzan la voz en Colombia por ayuda económica