Mundo

Medio siglo después, presidente Barack Obama sigue las huellas de Martin Luther King

Actualizado el 28 de agosto de 2013 a las 11:47 am

Mundo

Medio siglo después, presidente Barack Obama sigue las huellas de Martin Luther King

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

 Martin Luther King Jr., aquel histórico 28 de agosto de 1963. AFP
ampliar
Martin Luther King Jr., aquel histórico 28 de agosto de 1963. AFP
La "Marcha sobre Washington", cuyo 50º aniversario se conmemora esta semana en Estados Unidos, tendrá este miércoles su punto culminante cuando el presidente Barack Obama pronuncie un discurso en el mismo lugar donde hace medio siglo Martin Luther King lanzó su histórico "I have a dream" ("Yo tengo un sueño".

Obama, atareado en los últimos días tras el mortífero ataque químico contra civiles sirios que podría desembocar pronto en una intervención militar contra el régimen de Bashar al-Asad, tiene previsto hablar a las 2:45 p. m. hora local  sobre la escalinata del Lincoln Memorial, donde las primeras columnas comenzaron a llegar ya al inicio de la mañana este miércoles.

Siguiendo los pasos del defensor de los derechos civiles, una de sus referencias personales, el primer presidente negro de Estados Unidos pretende "celebrar lo que han conseguido todas estas personas gracias a las cuales estamos aquí hoy", explicó el martes a una emisora de radio.

Pero frente a la inmensa explanada, en el otro extremo de donde fue investido presidente, Obama también recordará que "queda mucho trabajo por hacer".

Entre las personas que comenzaban a llegar al Lincoln Memorial bajo un cielo nublado, una niña negra con trenzas se destacaba este miércoles con un cartel donde se leía "King es nuestro héroe", mientras muy cerca de ella un niño rubio portaba una pancarta con la leyenda: "I have a dream".

El discurso de Luther King, el 28 de agosto de 1963, había reunido a unas 250.000 personas y su famosa letanía "I have a dream"  expresaba su deseo de ver a las diferentes comunidades reconciliadas.

King había expresado su sueño de ver un día "a niñas y niños negros capaces de darse las manos con niñas y niños blancos, como hermanas y hermanos".

Estas palabras están grabadas sobre los escalones en el lugar preciso en el que pronunció su discurso, previo a la promulgación de leyes sobre derechos civiles en 1964 y 1965.

Marja Hilfiker, una dama esbelta que enfrentaba con elegancia la leve llovizna de verano sobre Washington, dijo a la AFP que después de esas leyes sobre derechos civiles "muchas cosas han cambiado, han mejorado" para las minorías.

PUBLICIDAD

"Pero hemos hallado otras formas de separar las razas, y eso es muy malo", añadió, para recordar la mayoritaria presencia de negros e hispanos en las prisiones.

En la entrevista concedida a un programa de radio muy popular entre la comunidad negra, Obama admitió que persisten importantes desigualdades entre las minorías y la mayoría blanca, al punto de que la tasa de desempleo entre los negros (12,6%) es casi el doble del promedio nacional.

Un grupo de estudiantes se dirige al monumento dedicado a Abraham Lincoln para participar en la ceremonia "Let Freedom Ring" (Dejemos sonar la Libertad), en Washington, DC, EE.UU. que se realiza este miércoles.
ampliar
Un grupo de estudiantes se dirige al monumento dedicado a Abraham Lincoln para participar en la ceremonia "Let Freedom Ring" (Dejemos sonar la Libertad), en Washington, DC, EE.UU. que se realiza este miércoles. (EFE)
El texto de Luther King tal vez sea "uno de los cinco mejores discursos en la historia de Estados Unidos. Y las palabras que pronunció en ese momento, cuando los desafíos eran tan importantes, y la manera en que alimentó las esperanzas y los sueños de toda una generación, a mi entender, no tienen parangón", insistió el presidente.

Luther King, asesinado por un hombre blanco en 1968 a lo 39 años, "estaría maravillado por los progresos que hemos logrado" desde la época de la segregación, consideró Obama , al referirse a la "igualdad ante la ley, el acceso al servicio judicial (...) y a los miles de representantes negros en todo el país".

Pero Luther King "diría que no hemos avanzado tanto (en este aspecto) como en materia cívica y en la sociedad, y que tener un presidente negro no es suficiente", agregó Obama , quien desde su campaña electoral en 2008 se muestra cauteloso sobre el tema espinoso de las relaciones interraciales.

 La reacción del presidente en el caso Trayvon Martin, un adolescente negro abatido en febrero de 2012 en Florida (sureste) por un vigilante voluntario blanco que luego fue absuelto, fue destacada.

"Hace 35 años, yo podría haber sido Trayvon Martin", afirmó Obama hace unas semanas. Conmovido, habló de una "historia que no se borra" para los negros y contó que en el pasado había sido discriminado y estigmatizado debido a su color de piel.

Decenas de miles de personas ya participaron el sábado en los actos que conmemoraron la "Marcha sobre Washington", durante los cuales hablaron el hijo de Luther King y la madre de Trayvon Martin.

"El trabajo no ha concluido, el viaje no ha terminado", lanzó Martin Luther King III hace unos días.

PUBLICIDAD

Este miércoles, también está previsto que hablen los expresidentes demócratas Jimmy Carter y Bill Clinton. Obama y Carter recibieron el Premio Nobel de la Paz, así como el propio King, quien a los 35 años se convirtió en el más joven activista en recibir ese galardón, en 1964.

  • Comparta este artículo
Mundo

Medio siglo después, presidente Barack Obama sigue las huellas de Martin Luther King

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota