Mundo

Matan a otro campesino en conflicto por ocupación de tierras en Honduras

Actualizado el 27 de julio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Matan a otro campesino en conflicto por ocupación de tierras en Honduras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tegucigalpa. AFP. Un campesino murió al ser baleado por hombres armados con fusiles en el valle del Aguán (noreste de Honduras), escenario de choques entre agricultores y terratenientes que han dejado más de 60 muertos desde 2009, denunciaron hoy dirigentes del movimiento agrario.

Juan Orellana, dirigente del Movimiento de Recuperación del Aguán (MACRA), responsabilizó a los guardias del empresario agroindustrial Miguel Facussé de la muerte de Israel García, de 37 años, ocurrida en la medianoche del jueves.

“Perdió la vida a eso de las 12 de la noche; él estaba en un grupo haciendo el relevo en la guardia de la finca Los Laureles y llegaron guardias de Facussé y les hicieron una gran balacera con armas de grueso calibre”, afirmó Orellana.

El portavoz de Facussé, Róger Pineda, afirmó que la empresa “niega cualquier involucramiento en los actos que se están denunciando”.

“No dirimimos los problemas de manera violenta, acudimos a los juzgados”, afirmó Pineda, según el cual en el conflicto han muerto 14 guardias y un técnico en los últimos tres años.

Hasta ahora la Policía no se ha pronunciado sobre el hecho. Los dirigentes campesinos denunciaron al menos seis muertes de agricultores este año, sin que aún sean esclarecidas.

Unos 200 campesinos ocuparon el 22 de julio la finca Los Laureles, de 400 hectáreas, localizada en la periferia de la ciudad de Tocoa, en el fértil valle del Aguán.

Desde entonces los guardias del propietario de la tierra han intentando desalojarlos con la ayuda de policías y militares, pero los campesinos han resistido.

Hace tres años comenzaron en esa zona, regada por el río Aguán cercana a la costa del Caribe, los enfrentamientos entre los latifundistas que cultivan palma africana y sus guardias y los campesinos organizados en diferentes grupos, que ocupan parte de las tierras reclamando su entrega.

El pasado martes el presidente Porfirio Lobo envió un refuerzo militar a la zona para tratar de “poner orden!” y denunció que el conflicto dejó de ser un problema de tierras para convertirse en un asunto “de seguridad nacional”, al considerar que los agricultores están armados.

  • Comparta este artículo
Mundo

Matan a otro campesino en conflicto por ocupación de tierras en Honduras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota