Mundo

Tercera jornada de protestas en todo el país

Manifestantes turcos mantienen presión contra el Gobierno

Actualizado el 03 de junio de 2013 a las 12:00 am

Ola de reclamos surgió tras violenta represión a grupo de ambientalistas

Primer ministro reiteró que seguirá con plan urbanístico que generó la crisis

Mundo

Manifestantes turcos mantienen presión contra el Gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Estambul. AFP. En la tercera jornada de protestas –que se inició para impedir un proyecto urbanístico pero que ya tomó color antigobierno–, los manifestantes en Turquía mantuvieron ayer la presión sobre el primer ministro Recep Tayyip Erdogan al ocupar la plaza Taksim, en Estambul, mientras que en la capital, Ankara, estallaban nuevos incidentes.

Miles de personas inundaron la emblemática plaza del centro de la megalópolis turca, abandonada por la policía tras dos días de violentos incidentes que dejaron centenares de heridos y provocaron el arresto de más de 1.700 manifestantes en todo el país.

Durante los últimos tres días, manifestantes de toda Turquía han expresado su resentimiento acumulado contra Erdogan, quien después de una década en el poder es visto por muchos turcos laicos como una figura que no está dispuesta a negociar y que tiene demasiada influencia en todos los aspectos de la vida del país.

Tras una jornada relativamente tranquila, estallaron nuevos enfrentamientos entre las fuerzas del orden y varios miles de manifestantes que se reunieron frente a las oficinas del primer ministro en Estambul.

Asimismo, la policía disparó gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua para dispersar a manifestantes en Ankara, cuando intentaban dirigirse hacia las oficinas de Erdogan en la capital.

Exceso de fuerza. Las manifestaciones se desataron por la indignación que causó la represión que aplicó la policía contra manifestantes ambientalistas que se congregaron pacíficamente en la Plaza Taksim y que se extendieron a otras ciudades turcas.

Esos manifestantes protestaban por los planes de retirar los árboles de la plaza.

Erdogan reiteró ayer que su gobierno no abandonará los intentos por quitar los árboles de Taksim como parte de sus planes de renovación urbana de la zona. En una declaración que podría causar más tensión social, también declaró que se construiría una mezquita allí. “Los que votaron por nosotros ya nos dieron la autoridad para hacerlo”, comentó.

Enfrentado a una de las más importantes oleadas de protesta desde su llegada al poder en 2002, y tras dos días de enfrentamientos, Erdogan ordenó a las fuerzas policiales que se retiraran de la plaza Taksim y del parque Gezi, donde está previsto un proyecto urbanístico que desató la ira popular.

PUBLICIDAD

Las organizaciones de derechos humanos turcas y extranjeras cifran en un millar los heridos y Amnistía Internacional habló incluso de dos muertos.

Dentro del poder, varias voces disidentes han lamentado la brutalidad de la policía. El jefe de Estado, Abdulá Gul, dijo que el nivel de confrontación era “preocupante”, y el viceprimer ministro Bulent Arinc abogó por no “ tirar gases”.

Ante estas reacciones, Erdogan dio marcha atrás el sábado y admitió que la policía había actuado en algunos casos de forma “extrema”, pero reiteró que llevará hasta el final el proyecto de urbanización de la plaza Taksim.

  • Comparta este artículo
Mundo

Manifestantes turcos mantienen presión contra el Gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Más sobre este tema

Regresar a la nota