Mundo

Primer ministro habla en Davos

Londres trata de calmar a Europa sobre referendo

Actualizado el 25 de enero de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Londres trata de calmar a Europa sobre referendo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Cameron dio su discurso en una sesión de la reunión anual del Foro Económico Mundial, ante grandes figuras de la política y economía. | AP.
ampliar
Cameron dio su discurso en una sesión de la reunión anual del Foro Económico Mundial, ante grandes figuras de la política y economía. | AP.

Davos, Suiza. AFP. El primer ministro británico, David Cameron , quiso tranquilizar a Europa ayer desde la tribuna de Davos tras el anuncio el miércoles de que dejará que los británicos decidan en un referendo si quieren permanecer en la Unión Europea (UE) o irse.

Gran Bretaña “no quiere dar la espalda a Europa, al contrario”, dijo en un esperado discurso ante la flor y nata de la política, las finanzas y la empresa que participan en esta 43.ª edición del Foro Económico Mundial en la ciudad suiza.

Lo que quiere hacer es contribuir a que “Europa sea más competitiva, abierta y flexibl,e, y garantizar un lugar para Gran Bretaña en ella”, explicó.

“Negociemos un nuevo modelo para Europa que funcione para Gran Bretaña y consigamos el apoyo para ello”, dijo, antes de agregar que s lo correcto para el país y “necesario para Europa”.

Encrucijada. El primer ministro conservador pretende que el referendo, una concesión al ala más euroescéptica de su partido, se celebre en la primera mitad de la legislatura, o sea antes del final de 2017.

Las reacciones a este anuncio, en el que muchos ven el peligro de que se cree una Europa “a la carta”, no se han hecho esperar. Los líderes de Irlanda, Italia y Holanda instaron, también desde Davos ,a Gran Bretaña a que permanezca en la Unión Europea.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, manifestó que si se va del bloque de 27 países que integran la UE, Gran Bretaña será una “isla en medio del océano Atlántico, en algún lugar entre Estados Unidos y Europa”.

Su contraparte de Irlanda, Enda Kenny, dijo que la UE será más fuerte si Londres forma parte de ella. Añadió que “cinco años son una eternidad” en política y urgió a Europa que use la relativa calma que reina en los mercados financieros para impulsar las reformas necesarias para fomentar la economía.

El comisario de la Competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, tras reconocer que muchos de las propuestas de Cameron –profundizar el mercado interno, avanzando en los servicios, la agenda digital y el mercado de la energía– son una selección “muy acertada que merecen apoyo”, le recordó que cuando se pertenece a un club, se hace “con todas las consecuencias”.

PUBLICIDAD

Cameron fustigó la pesada maquinaria europea y el exceso de regulación para empresas que no hace más que encarecer sus costes.

Europa, indicó, está perdiendo competitividad y está dejando de ser un lugar atractivo para las inversiones, por lo que es “hora de convertirla en un motor de crecimiento” y no una fuente “de quejas de empresarios y ciudadanos”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Londres trata de calmar a Europa sobre referendo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota