Mundo

Farmacéutico francés de 92 años

Jacques Servier: la sombra de polémico fármaco lo acompañó hasta la muerte

Actualizado el 17 de abril de 2014 a las 12:00 am

Juzgado por polémico fármaco contra la diabetes

Mundo

Jacques Servier: la sombra de polémico fármaco lo acompañó hasta la muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París. EFE El farmacéutico Jacques Servier, presidente y fundador del laboratorio que producía el medicamento contra la diabetes Mediator, al que se le imputan más de 1.000 víctimas mortales, falleció ayer a los 92 años.

El segundo grupo farmacéutico de Francia anunció en un comunicado que el empresario murió “exactamente 60 años” después de haber fundado Servier, que el año pasado facturó 4.200 millones de euros (unos $5.800 millones) .

El nombre del veterano y exitoso industrial queda vinculado al reciente “caso Mediator”, en referencia a ese fármaco y cuyos efectos perniciosos podría haber ocultado el laboratorio.

El último peritaje judicial atribuye a Mediator entre 220 y 300 muertes a corto plazo y entre 1.300 y 1.800 a largo plazo, desde 1976 hasta que dejó de comercializarse en Francia en 2009. Otros países, como las vecinas Suiza y España, retiraron el medicamento de sus mercados entre 1998 y 2003.

El tribunal de Nanterre, a las afueras de París, puede condenar al empresario –ahora fallecido– y a cuatro de sus exdirectivos a una pena hasta de un año de prisión y una multa hasta de 75.000 euros.

En paralelo se les investiga por “estafa, daños, homicidio involuntario y tráfico de influencias”.

Hijo de farmacéutico, Jacques Servier estudió medicina y farmacia en París y en 1954 compró “por tres veces nada”, según sus propias palabras, un laboratorio en Orléans, en el centro de Francia.

Fue el inicio de la expansión del segundo laboratorio del país, en el que actualmente trabajan 20.000 personas y al que solo supera en Francia la multinacional Sanofi.

Entre sus medicamentos más conocidos se cuentan el Daflon, el Coversyl, el inhibidor de apetito Isoméride y el conocido Mediator.

Hábil a la hora de relacionarse con prestigiosas instituciones médicas como el CNRS o el Instituto Nacional del Cáncer de Francia, Servier era generoso en la financiación de publicaciones y estudios.

Sevier se acercó también a políticos y en 2009, el entonces presidente de Francia, y Nicolas Sarkozy, le entregó la Gran Cruz de la Legión de Honor, la más alta distinción del Estado.

  • Comparta este artículo
Mundo

Jacques Servier: la sombra de polémico fármaco lo acompañó hasta la muerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota