| Radicales combaten al Gobierno

Islamistas ganan fuerza entre rebeldes sirios de Alepo

Mejor equipados y con dinero, grupos ganan favor de gente en ciudad del norte

Su ferocidad y disciplina contrastan con las del Ejército Sirio Libre

Últimas noticias


        
        
      El barrio al-Amirya, en la ciudad de Alepo, ha sido reducido a escombros, como gran parte de esa urbe siria. | AFP.
El barrio al-Amirya, en la ciudad de Alepo, ha sido reducido a escombros, como gran parte de esa urbe siria. | AFP. ampliar

Alepo, Siria. AFP. Los rebeldes sirios que luchan en Alepo contra el régimen de Bashar al-Asad pierden influencia en la ciudad ante los yihadistas, mejor armados y con más disciplina, como demostró una reciente manifestación contra el Ejército Sirio Libre (ESL), principal grupo opositor.

Los islamistas, sobre todo el llamado Frente Yihadista al-Nosra, ganan influencia en la población gracias a su discreción y a su abnegación en el combate.

El pasado viernes, cuando tradicionalmente se celebran manifestaciones, los habitantes salieron a la calle para pedir al ESL, la fuerza que conquistó Alepo en julio, que sus hombres salieran a luchar contra al-Asad en vez de quedarse escondidos en la ciudad.

Mustafá, de 37 años, asegura que la “bravura de los combatientes del Frente al-Nosra y su capacidad de combate los han convertido en una fuerza conocida en Alepo”, más incluso que Liwa al-Tawhid, otra brigada rebelde simpatizante de los Hermanos Musulmanes que fue la primera en llegar a esta ciudad.

Mustafá destaca sobre todo la discreción de los yihadistas.

“Los combatientes de al -Nosra y de Ghuraba al-Cham vienen aquí cuando ataca el Ejército, pero luego desaparecen cuando termina el combate”, dice este profesor de árabe, que vive con su mujer y sus cinco hijos en Bustan al-Bacha, uno de los feudos de los islamistas.

Mamun, otro habitante del sur de la ciudad, confirma las buenas relaciones con los yihadistas porque “nunca se acercan a los habitantes”.

Algunos tienen incluso “un acento diferente y a otros no se les entiende nada”.

Al-Nosra es un grupo del que se conocen pocas cosas porque sus hombres se niegan a hablar con los habitantes o los periodistas.

Este grupo, desconocido antes de que empezara en marzo del 2011 la revuelta en Siria contra Bashar al-Asad, fue acusado primero de estar al servicio del régimen, pero luego reivindicó la mayoría de atentados suicidas en Alepo, Damasco y Deir Ezzor.

En Siria hay otros dos grandes grupos que profesan la “guerra santa”: Ghuraba al-Cham, formado por yihadistas turcos y de países de la antigua Unión Soviética, y Ahrar al-Cham, compuesto por combatientes de Líbano e Irak.

Benefactores. Los habitantes también aprecian el dinero y las armas de los radicales islámicos.

“La mayoría de combatientes del ESL son jóvenes, algunos adolescentes, llevan armas poco sofisticadas y solo vigilan los puntos de control”, explica Abdalá.

“En cambio, los combatientes de al-Nosra son mayores, tienen armas modernas y chalecos antibalas”, agrega el hombre.

Los islamistas tienen además más dinero, aunque se desconoce de dónde proviene.

“Al-Nosra hizo festines con carne asada para celebrar el fin del ayuno en el Ramadán mientras que los del ESL se comían un bocadillo”, asegura el testigo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Islamistas ganan fuerza entre rebeldes sirios de Alepo