Mundo

Islamistas egipcios relanzan movilización pese a amenazas del gobierno

Actualizado el 01 de agosto de 2013 a las 10:59 am

La próxima semana, el presidente estadounidense Barack Obama enviará a El Cairo a los senadores, Lindsey Graham y John McCain, para presionar al ejército para que organice elecciones generales y acelerar un retorno al poder civil

Mundo

Islamistas egipcios relanzan movilización pese a amenazas del gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los partidarios del derrocado presidente de Egipto, Mohamed Morsi, rezan en un parque frente a la Universidad de El Cairo, donde los manifestantes han instalado su campamento en Giza, al suroeste de El Cairo, Egipto.

Los simpatizantes del derrocado presidente Mursi llamaron este jueves a continuar la movilización en Egipto, desafiando la orden de dispersión del gobierno y cometiendo nuevos actos de violencia, mientras responsables internacionales llegan a El Cairo para intentar una mediación.

Una coalición islamista que reclama la restauración del derrocado presidente rechazó este jueves el llamado del ministerio egipcio del Interior a levantar lo más pronto posible sus manifestaciones en El Cairo.

"Vamos a continuar nuestras sentadas y manifestaciones pacíficas", declaró la Coalición anti-golpe de Estado, Ala Mostafa.

Luego de la partida de la jefe de la diplomacia europea Catherine Ashton, el ministro alemán de Relaciones exteriores Guido Westerwelle y el enviado especial de la Unión europea en Oriente Medio Bernardino Leon llegaron al país para entrevistarse con el gobierno y la oposición.

Westerwelle, quien vino para "animar a todas las fuerzas políticas a abrir el diálogo", se entrevistará con el presidente interino Adly Mansur y representantes de diferentes fuerzas políticas, entre ellos los Hermanos musulmanes del Mursi.

Abogando por "un retorno a la democracia", dijo que espera "un nuevo comienzo" para los egipcios en una conferencia de prensa en El Cairo con su homólogo egipcio Nabil Fahmy.

La próxima semana, el presidente estadounidense Barack Obama enviará a El Cairo a dos influyentes senadores, Lindsey Graham y John McCain, para presionar al ejército para que organice elecciones generales y acelerar un retorno al poder civil.

En el campo internacional aumentan los llamados para una transición "incluyente" en la que participarían también los Hermanos musulmanes, la potente cofradía de la que surgió el destituido presidente el 3 de julio por el ejército tras las masivas manifestaciones que pedían su salida.

Pero las nuevas autoridades están ahora determinadas a terminar con las manifestaciones pro Mursi en El Cairo, alrededor de las cuales se han presentado episodios muy sangrientos en las últimas semanas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Islamistas egipcios relanzan movilización pese a amenazas del gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota