Mundo

Isabel II y exdirigente del IRA sellan paz con histórico apretón de manos

Actualizado el 27 de junio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Isabel II y exdirigente del IRA sellan paz con histórico apretón de manos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Belfast, Reino Unido. AFP. La reina Isabel II y el exdirigente del IRA convertido en político, Martin McGuinness se dieron ayer un histórico apretón de manos en Belfast, considerado como un nuevo hito en el proceso de paz en Irlanda del Norte.

El simbólico saludo entre la soberana británica y el actual viceministro principal norirlandés tuvo lugar en privado, en el Teatro Lírico de la capital norirlandesa, en un acto impulsado por la organización no gubernamental Cooperation Ireland.

Este encuentro hubiese sido inconcebible hace apenas unos años, incluso después del acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 que prácticamente puso fin a 30 años de lucha violenta entre protestantes leales a la Corona y católicos republicanos, con un trágico saldo de más de 3.000 muertos.

Estuvieron presentes el duque de Edimburgo, que acompaña a la soberana en esta visita de dos días a la provincia británica, el ministro principal de Irlanda del Norte, el unionista Peter Robinson, y el presidente de Irlanda Michael D. Higgins.

Al final del acto, ya delante delante de las cámaras, Isabel II y McGuinness, sonrientes, volvieron a estrecharse la mano, largamente mientras el exdirigente del IRA le hacía un comentario y la reina asentía.

“Adiós y vaya con Dios”, le dijo en gaélico, según los periodistas presentes, el exdirigente del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que combatió violentamente durante décadas la dominación británica en el Ulster.

Interrogado por la prensa a la salida sobre cómo había ido el encuentro con la reina, McGuinness respondió "muy bien". La víspera había explicado que iba a tenderle “la mano de la paz y de la reconciliación” porque representa a cientos de miles de unionistas en Irlanda del Norte.

De líder del IRA, McGuinness, de 62 años, pasó a ser uno de los artífices del proceso de paz que desembocó en el acuerdo de 1998 y en el anuncio del IRA de que abandonaba la lucha armada en 2005, abriendo las puertas a la constitución en 2007 del gobierno autónomo del que ha sido desde entonces número dos. El año pasado se presentó sin éxito a la presidencia de Irlanda.

El encuentro fue propiciado por la visita de reconciliación que realizó en mayo del año pasado Isabel II a Irlanda, la primera de un monarca británico desde la independencia de la república en 1922.

PUBLICIDAD

En su principal discurso, salpicado de palabras en gaélico, la reina expresó entonces en Dublín su "profunda compasión" por las víctimas del "agitado pasado" común.

Este nuevo hito "llevará a Irlanda del Norte a un nivel completamente nuevo", declaró por su parte el ministro del gobierno británico para Irlanda del Norte, Owen Paterson.

"Después de todo el trauma, es lo que todo el mundo espera. Se trata de un futuro compartido, no dividido", agregó.

Durante la noche, sin embargo, se registraron varios incidentes violentos en la capital norirlandesa provocados por un centenar de jóvenes que lanzaron bombas incendiarias y causaron heridas leves a nueve agentes de las fuerzas de seguridad, anunció la policía local.

Ayer, una persona había resultado herida en otro barrio de la capital en un enfrentamiento aparentemente provocado por la colocación de una pancarta junto a una bandera irlandesa en la que podía leerse Eriu es nuestra reina, en referencia a una de las tres diosas más importantes de la mitología irlandesa.

El viaje de Isabel II a Irlanda del Norte, provincia que ha visitado en numerosas ocasiones en los últimos años, se enmarca en la gira que la soberana realiza desde marzo pasado por todo el Reino Unido con motivo del 60º aniversario de su entronización.

  • Comparta este artículo
Mundo

Isabel II y exdirigente del IRA sellan paz con histórico apretón de manos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota