Mundo

Pacto de estabilidad fiscal

Irlanda sin entusiasmo por consulta europea

Actualizado el 01 de junio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Irlanda sin entusiasmo por consulta europea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dublín. AFP. Los irlandeses votaron ayer sobre el pacto europeo de estabilidad fiscal, en un referéndum seguido con atención en Bruselas y en el resto de la Unión Europea (UE) cuando crece la oposición a las políticas de austeridad.

Unos 3,1 millones de personas estaban convocados a las urnas hasta las 10:00 p. m. locales para esta consulta que según los últimos sondeos daría la victoria al “sí”, aunque la última palabra la tendrán el casi un tercio del electorado que se declaraba indeciso el pasado fin de semana.

Los resultados se conocerán hoy por la tarde.

Irlanda es el único país de la UE que ha organizado un referéndum para ratificar el nuevo pacto de disciplina fiscal promovido por Alemania y firmado en marzo por todos los Estados miembros de la UE con excepción del Reino Unido y de la República Checa.

Pero salvo el Irish Times , ninguno de los principales periódicos irlandeses colocó en portada ayer la importante cita electoral. Eso, sumado a la lluvia que abatió la capital, auguró una participación baja.

A las 6:00 p. m. locales, la participación promedio en Dublín se situaba en torno al 27%, según la cadena de televisión RTE.

Entre los que votaron en Dublín, Finbar McDonnell, un empleado del sector inmobiliario, estimó que “un sólido 'sí' enviaría una señal de que Irlanda quiere formar parte del núcleo central de Europa y seguir adelante con la integración”.

El pacto obligará a los países que lo suscriban a incorporar en sus legislaciones la llamada “regla de oro” sobre el equilibrio de las cuentas públicas, con sanciones financieras automáticas para los que la incumplan.

Para poder entrar en vigor el 1 de enero de 2013 el tratado debe ser ratificado por 12 países. Hasta ahora solo Eslovenia, Grecia, Portugal y Rumanía lo hicieron.

Aunque un “no” irlandés no impediría su implementación, podría animar a otros países a rechazarlo, especialmente cuando gobiernos como el de Francia cuestionan la austeridad como única solución a la crisis y piden medidas para impulsar el crecimiento.

Otrora considerado el "Tigre Celta" por su dinamismo económico, el país está sometido actualmente a una intensa cura de austeridad en contrapartida de la ayuda de $106.000 millones que acordó en 2010 con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para rescatar a su sector bancario.

PUBLICIDAD

Independientemente del resultado, el referédum no tendrá un impacto inmediato sobre el plan, pero el gobierno insistió durante la campaña en que sólo la aprobación del pacto fiscal dará acceso al país al nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad que entrará en vigor el 1 de julio en caso de necesidad de un nuevo rescate.

  • Comparta este artículo
Mundo

Irlanda sin entusiasmo por consulta europea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota