Mundo

Irán deja de enriquecer uranio y empieza un periodo de reconciliación

Actualizado el 20 de enero de 2014 a las 07:18 am

Además de suspender todo el enriquecimiento de uranio superior al 5 %, una de las partes más polémicas de su programa nuclear, Irán deberá disolver la mitad del material que tiene ya enriquecido al 25 % y dejarlo en menos de un 5 %

Mundo

Irán deja de enriquecer uranio y empieza un periodo de reconciliación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La responsable de la política exterior europea, Catherine Ashton , conversa con el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, durante una nueva ronda de negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza).
ampliar
La responsable de la política exterior europea, Catherine Ashton , conversa con el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, durante una nueva ronda de negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza). (EFE.)
Irán suspendió hoy el enriquecimiento de uranio en cumplimiento del Acuerdo nuclear de Ginebra, con lo que ha empezado un periodo de seis meses de prueba de reconciliación con la comunidad internacional que pone fin a una década de crisis atómica.

Teherán

Tras casi dos meses de negociaciones técnicas para acordar los detalles de la aplicación del histórico acuerdo nuclear firmado el pasado 24 de noviembre en la ciudad suiza entre Irán y el Grupo 5+1 (China, Rusia, EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido) , éste entró hoy en vigor por un plazo semestral.

Además de suspender todo el enriquecimiento de uranio superior al 5 %, una de las partes más polémicas de su programa nuclear, Irán deberá disolver la mitad del material que tiene ya enriquecido al 25 % y dejarlo en menos de un 5 %.

El director General de salvaguarda de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) , Mohamad Amiri, anunció hoy en declaraciones a la agencia oficial de noticias iraní, IRNA, que " ya ha empezado el proceso de oxidación y disolución de la reserva de 196 kilos de uranio al 20 % " en la planta de Natanz, la principal del país situada en la provincia de Isfahán, a unos 230 kilómetros al sur de Teherán.

"De ahora en adelante los dispositivos de centrifugadoras que se usaban para la producción de enriquecimiento al 20 % se utilizarán para el enriquecimiento al 5 %", explicó Amiri.

No obstante, Amiri advirtió de que " en caso de que la otra parte incumpla el acuerdo, Irán retornará a su programa nuclear original " .Teherán tampoco podrá a partir de hoy avanzar en sus actividades en la planta de Natanz; la instalación de Fordó, a 160 kilómetros al sur de Teherán; ni en el reactor nuclear de Arak, a 260 kilómetros al sur de la capital.

También se compromete a no reprocesar uranio ni a abrir nuevas instalaciones para enriquecer uranio.

Lo que si podrá hacer la Organización de Energía Atómica de Irán es continuar con sus actividades de investigación en el campo nuclear.

El texto de Ginebra igualmente exige a Irán que amplíe las actividades de inspección del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena, cuyos inspectores llegaron el sábado al país.

PUBLICIDAD

Irán tendrá que proporcionar a esta agencia internacional planos detallados de cada instalación nuclear e información exhaustiva sobre sus operaciones atómicas, además de permitir acceso diario a sus inspectores e inspecciones sorpresa.

A cambio, la ONU, la UE y EEUU no podrán, a partir de hoy, imponer nuevas sanciones a Irán.

Además, deberán permitir las ventas de crudo a los clientes actuales al nivel actual y dejarán repatriar más de 4.000 millones de dólares iraníes obtenidos de la venta de petróleo que están congelados en cuentas extranjeras.

Irán podrá durante los próximos seis meses exportar productos petroquímicos, oro, metales preciosos y de la industria automovilística, y se le permitirá importar de repuestos de aviación.

También entrará en funcionamiento un canal humanitario que permitirá la entrada a Irán de alimentos, productos agrícolas, medicinas, equipos médicos y el pago de estudios en el extranjero.

Estos cambios darán un respiro a la deteriorada economía del país, que sufre una inflación del 40%, un desempleo superior al 20% y tiene al sector privado funcionando a la mitad de su potencial.

Según el texto de Ginebra, en los próximos seis meses ambas partes deberán continuar las negociaciones para lograr consensuar un programa mutuamente definido con límites prácticos y medidas de transparencia, a fin de permitir a Irán disfrutar de su derecho a la energía nuclear con fines pacíficos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Irán deja de enriquecer uranio y empieza un periodo de reconciliación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota