Mundo

Reservas a acuerdo de EE. UU. y Rusia

Insurgentes insisten en salida de Asad para negociar

Actualizado el 09 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Grupo agradece esfuerzo internacional pero exige retiro previo del presidente

Emisario de la ONU cree que acuerdo es un ‘primer paso considerable’

Mundo

Insurgentes insisten en salida de Asad para negociar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Cascos azules españoles (izquierda) patrullaban ayer la frontera entre Líbano e Israel. | AFP.
ampliar
Cascos azules españoles (izquierda) patrullaban ayer la frontera entre Líbano e Israel. | AFP.

Beirut. AFP. La Coalición Nacional de Siria declaró ayer que cualquier solución política al conflicto debe empezar con la salida del presidente Bashar al-Asad y rechazó así indirectamente el llamamiento de rusos y estadounidenses al diálogo para poner fin al conflicto .

El emisario de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, afirmó, no obstante, que el acuerdo entre Washington y Moscú para incitar al Gobierno y a los rebeldes a buscar una solución política es “un primer paso considerable” y la “primera noticia esperanzadora en mucho tiempo”.

“Es la primera noticia esperanzadora en mucho tiempo para un país infeliz. Las declaraciones en Moscú constituyen un primer paso considerable. Sin embargo, es solo un primer paso”, dijo Brahimi en un comunicado de su oficina al referirse al acuerdo de Estados Unidos y Rusia.

Condiciones. El régimen sirio, que afirma que la suerte del jefe del Estado se decidirá en la elección presidencial de 2014, no reaccionó de inmediato al anuncio hecho el martes en Moscú.

Por su parte, “la Coalición Nacional (Siria, CNS) da la bienvenida a todos los esfuerzos internacionales que llamen a una solución política para cumplir las aspiraciones del pueblo sirio y su esperanza de un Estado democrático, siempre que empiecen con la salida de Bashar al-Asad y su régimen”, declaró el grupo.

Esta reacción pone en entredicho la iniciativa de EE. UU. y Rusia, basada en el acuerdo de Ginebra –firmado el 30 de junio del 2012 por las grandes potencias, pero nunca aplicado–, que prevé una transición en Siria, sin pronunciarse sobre la suerte de al-Asad.

La oposición insiste desde hace tiempo en el hecho de que al-Asad debe abandonar el poder antes de cualquier diálogo que tenga como objetivo una solución política.

Rusia y Estados Unidos se pusieron de acuerdo el martes, en Moscú, para incitar al régimen sirio y a los rebeldes a encontrar una solución política al conflicto y para proponer la organización de una conferencia internacional sobre Siria.

El anuncio tuvo lugar después de dos reuniones del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, con el presidente ruso, Vladimir Putin, primero y luego con el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

PUBLICIDAD

La salida del poder de al-Asad, reclamada con insistencia por los occidentales, no debe ser una condición previa al inicio de negociaciones de paz, consideró Lavrov.

El movimiento de protesta contra el régimen, iniciado en marzo del 2011, fue duramente reprimido y se convirtió en una guerra civil en la que ya murieron 70.000.

  • Comparta este artículo
Mundo

Insurgentes insisten en salida de Asad para negociar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota