Mundo

Indignados españoles ponen rumbo al Congreso de los Diputados de Madrid

Actualizado el 25 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Cientos de policías antidisturbios estaban en posición detrás de las barreras levantadas en las calles

Mundo

Indignados españoles ponen rumbo al Congreso de los Diputados de Madrid

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Cientos de españoles caminaban por las calles de Madrid. | AFP.
ampliar
Cientos de españoles caminaban por las calles de Madrid. | AFP.

Madrid (AFP). - Para denunciar una democracia “secuestrada”, sujeta “a los mercados financieros”, los indignados españoles se dirigían hoy hacia el Congreso de los Diputados en Madrid , blindado por el despliegue de policía.

Desde la mañana, cientos de policías antidisturbios estaban en posición detrás de las barreras levantadas en las calles que llevan al Congreso, en el centro de Madrid , donde los diputados estaban reunidos en sesión plenaria.

“Hoy parecía un día clave para un ataque contra el sistema del Estado y contra los políticos”, lanza José Luis Sánchez, estudiante en ingeniería de 23 años, que se desplazó desde Burgos, en el norte de España, y se encuentraba entre los primeros manifestantes en la Plaza de Neptuno, cerca del Congreso.

A unos cientos de metros, otros están reunidos ante la estación de Atocha, otro punto de concentración, a los gritos de “no nos representan”.

El gobierno conservador del Partido Popular, que está imponiendo una cura de austeridad histórica para reducir el déficit público, ha adoptado desde diciembre recortes que han provocado un creciente descontento social.

“Toda una serie de medidas han sido adoptadas con decretos leyes, sin que las puedan estudiar los diputados”, denuncia una portavoz de Coordinadora 25S, plataforma encargada de coordinar el movimiento, quien pidió el anonimato.

Su consigna: “La democracia está secuestrada. El 25 de septiembre vamos a rescatarla”.

Entre los manifestantes se encuentra Carmen Rivera, fotógrafa activista del movimiento de los “indignados” de 40 años. Afirma que la policía ha parado y registrado el autobús en el que viajó durante la noche con una cincuentena de manifestantes desde Granada (sur), a fin de verificar sus identidades.

“No estamos de acuerdo con los recortes que se han hecho”, explica.

“Queremos una disolución de las Cortes, un referéndum y una asamblea constituyente para que la gente pueda tener una palabra en todo”.

Otros autobuses debían llegar a la capital el martes procedentes de una decena de ciudades de España, según los organizadores.

Su destino: Atocha y Neptuno, y también la Plaza de España, en el otro extremo de la ciudad.

A mediodía, un centenar de manifestantes estaban allí concentrados, también vigilados por los antidisturbios.

PUBLICIDAD

Los “indignados” tenían previsto confluir en los alrededores del Congreso en la tarde.

“Vengo a protestar contra una clase política que no da ninguna opción al pueblo a opinar”, lanza Rómulo Banares, un artista de 40 años que acaba de llegar a la Plaza de España.

Lleva un cartel inmobiliario con la inscripción “Se Vende España” y unas gafas de sol con la señal del dólar y del euro en cada uno de los cristales.

Su enfado se dirige contra la ayuda a los bancos españoles, que podrán recibir hasta 100.000 millones de euros según un acuerdo alcanzado por Madrid con la zona euro en junio. Y también contra la hipótesis de que el gobierno se vea finalmente forzado a pedir una ayuda financiera global para su economía.

“Han pedido un rescate sin consultar en referéndum y van a pedir un segundo rescate sin consultar al pueblo, que es el que va a sufrir todas las consecuencias”, dice.

El llamamiento a “rodear” el Congreso circulaba desde hacía varias semanas en Internet.

El anuncio de la movilización llevó a las autoridades a advertir en varias ocasiones de que el código penal español prevé penas de cárcel de entre seis meses y un año para los responsables de manifestaciones que “alteren” el funcionamiento de las instituciones parlamentarias.

La portavoz de Coordinadora 25S insistió, antes de la manifestación: “se trata de una acción no violenta. No vamos a impedir el paso de los diputados”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Indignados españoles ponen rumbo al Congreso de los Diputados de Madrid

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota