Mundo

Hace 50 años, Lunes 27 de mayo de 1963

Actualizado el 27 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Hace 50 años, Lunes 27 de mayo de 1963

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Seria recaída sufre el papa Juan XXIII

El papa Juan XXIII sufrió una serie recaída que le causó hemorragias y que requirió transfusiones de sangre. Su médico personal tuvo que llegar urgentemente a Roma, desde Bolonia, para estar junto al lecho del Pontífice. Siguen sin negarse los rumores de que el Papa tiene cáncer de estómago.

La recaída del Sumo Pontífice lo obligó a suspender su acostumbrada aparición dominical del mediodía en la ventana de su estudio, desde donde imparte la bendición a los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

Saprissa es campeón en cuadrangular chapina

Con un brillante triunfo sobre el Municipal, terminó su campaña en Guatemala el Deportivo Saprissa. Finalizó también el torneo cuadrangular, registrándose sorpresas, ya que el campeón de Costa Rica resultó líder de la competencia y el Poza Rica, de segunda división de México, quedó de subcampeón.

En cambio, los equipos chapines tuvieron más flojo desempeño, destacándose el campeón Xelajú por su pésima actuación, ya que no logró un solo punto. Y en su último partido frente a los aztecas sucumbió siete goles contra dos.

Volcán Poás hizo erupción de cenizas

En una intensa actividad entró el volcán Poás, que hasta el momento se había mantenido pasivo.

La erupción del coloso, fácilmente visible desde San Pedro, Poás, fue de humo y de cenizas finas que cubrieron desde San Ramón hasta el norte de Grecia.

El manto de cenizas que cubrió esta zona es presumiblemente proveniente del Poás, debido a los vientos predominantes durante la cenizada que era de norte a este y de su a oeste. Esto viene a agravar la situación general de la Meseta Central por lo que había hecho el Irazú.

Pagó fajas de cuero con cheque de hule

M. Valle planteó una acusación por la extensión en su favor (que resultó en su contra) de un cheque huloso.

Informó de que al negocio de su marido llegó un individuo quien compró una partida de fajas de cuero, cuyo precio ascendió a la suma de ¢962. Como pago por la mercadería le extendió el comprador un cheque por la suma dicha, el cual a la hora de ser presentado a su cobro a la ventanilla del banco correspondiente se hizo devolución del mismo con el clásico sello de insuficiencia por falta de fondos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Hace 50 años, Lunes 27 de mayo de 1963

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota